¿Es peligroso viajar a Pakistán?

Respuesta rápida: No
Repuesta compleja: no hay nada seguro en esta vida

Verás, no voy a decirte que es el lugar más seguro del mundo, por que sin duda la historia, tu aseguradora, tu madre y básicamente el 99,9% de la gente con la que te topes te dirá lo contrario.Casualmente todos tienen en común no haber estado allí. Claro que aún pasan cosas malas, pero ¿donde no?, para poder hacer la pregunta de manera un poco más subjetiva, que al final es lo que cuenta en mi caso, la tendríamos que formular de manera distinta.

¿Te pareció seguro Pakistán? Muchísimo

Temí por mi vida y me imagine lo peor de lo peor antes de comenzar el cruce de frontera de Iran a Pakistán, uno de los cruces de frontera más horribles del mundo, al fin y al cabo no todo el mundo puede estar equivocado. Nueve semanas después de haberlo realizado salí llorando de un país del que de alguna manera no queríamos irnos, abrazándome a amigos que esperamos poder volver a ver y sintiendo un enorme vacío en el corazón.

Aprendimos a conducir una moto en Pakistán y viajamos en moto por todo el país, jamás, en ningún momento nos sentimos inseguros. Es más, Pakistán es el país más hospitalario que hemos visitado hasta hoy. Atención que lo repetimos, EL MÁS HOSPITALARIO.

Para tanto no será Valen, a ver, cuéntame, ¿quién te lavo el cerebro?

Te voy a contar algunas cositas a las que tendrás que hacerte a la idea, a ver si así entiendes lo que te digo.

Si viajas a Pakistán acostúmbrate a ser invitado

A TODO, los Pakistaníes te trataran como su invitado, se enorgullecen de que así sea y de hecho pueden llegar a ofenderse si no se lo permites, no hasta los límites de los Iraníes, con los Pakistaníes puedes decir que no y será respetado, pero se sentirán confundidos. Eso no significa que vayan a llevarte contra tu voluntad donde no quieras ir, pero significa que si sales a comer con ellos insistirán en pagarte la comida, en llevarte allí donde tengas que ir, en llamar a sus amigos para que te ayuden y así todo el día. Llegará a tal punto que intentarás miles de artimañas para invitarlos a comer y terminar pagando tu la factura. Con cierta practica acabaras consiguiéndolo y al final podrán entender que, después de tanto amor, también es bueno poder devolverlo.

Al contrario de nuestra experiencia con la hospitalidad iraní, los pakistaníes no son invasivos. Realmente toman un no por respuesta y respetan tu decisión (excepto si quieres pagar por algo).

En Pakistán no eres una bolsa de dinero andando

El choque cultural que sufrimos al cruzar de Pakistán a India fue brutal. Quizá uno de los motivos por los que India no nos conquistó fue justamente ese.

En Pakistán nadie te va a seguir por la calle ofreciéndote un taxi, caminaras por los mercados sin que te intenten vender absolutamente nada (es más, es muy probable que te inviten a cosas y termines rogándole por pagarlas) y en general no intentaran timarte. Obviamente eso no significa que todos los pakistaníes sean bajados de cielo y no haya gente mala, pero va más allí del “hay más gente buena que mala”, llega hasta el punto de “estarán velando por ti”. Esto tiene una excepción que conocimos luego, los alojamientos, nosotros nunca pagamos más de 1000 Rupias por habitación doble, pero sabemos de gente que pagó más de 4000 por el mismo lugar. Nosotros no lo hicimos porque nos dimos cuenta de que era el standard y era nuestro presupuesto, si alguien nos ofrecía 4000 sinceramente ni negociábamos porque no tenía sentido bajarle a un 25% del valor “oficial”, al parecer con los alojamientos ellos lo intentan, supongo que será “lo que puedas pagar”

Ejemplos: Nuestra rueda pincho a la vuelta del Swat Valley en el medio del camino de tierra lejos de todo. Después de que 10 personas intentarán ayudarnos a sacarla sin mucho éxito, terminaron llamando al mecánico de la zona que vino con su moto y nos solucionó el problema. El mecánico quería cobrar 600 rupias “por el desplazamiento” a lo que las otras 10 personas le renegaron “son 500”, y aunque nos pareció más que justo no nos dejaron pagar más de 500 y 500 pagamos.

Al inicio del viaje en moto llamamos a Rao para preguntarle cuanto costaría un cambio de aceite (preparados para que fuese un timo total). Por el teléfono nos informó de que serían entre 400 y 500 rupias. 400 rupias fue el primer precio que obtuvimos y en ningún otro mecánico por el camino jamás nos intentaron timar.

 

No es que nadie te vaya a robar pero…

Un día aparcamos la moto para apreciar una montaña, nos bajamos, nos tomamos un té, un cigarro y estuvimos como 20 minutos en el parque de al lado… Al volver nos dimos cuenta de que habíamos dejado la moto con las llaves puestas. Los chicos de la tienda de enfrente nos miraron con complicidad, se dieron cuenta de que éramos unos inútiles y estuvieron pegándole un ojo todo el rato… Además, SE OFENDIERON cuando quisimos darles algo. “I didn’t do it for the money, you are our guest!” dime tú donde pasa algo así.

En Pakistán la interesas a la gente, de verdad.

De manera genuina, se interesan por ti, por saber de donde vienes, por conocer tus costumbres, por saber que cojones haces perdido en su esquinita maltratada del mundo. Mejor aún, te abrirán sus corazones y si tu devuelves ese interés de manera genuina comprenderás las entrañas de un país que desde fuera parece tan hermético.

No desaproveches la oportunidad para compartir con ellos la mesa y una buena conversación, tampoco te aproveches de su hospitalidad y de su amabilidad, no sería justo.

Para que te hagas una idea en algún momento del viaje, después de una profunda reflexión Jesper me preguntó “¿Son mejores personas?” y creedme, que sí, lo son. Al menos mejores que yo, de eso no me cabe duda.

Las carreteras y la infraestructura de Pakistán son seguras

Aunque el turismo internacional se estancó después del 2006, el turismo local nunca ha parado y es muy común ver a las familias del sur escapar de las altas temperaturas en el norte, o encontrarte con el grupo de jóvenes de Islamabad o Lahore pasando un fin de semana por algún lado del país, decenas y cientos de viajeros en moto (locales) recorren las carreteras del país. Eso significa que hay hoteles e infraestructura para turistas en las áreas más visitadas, pero además la KKH, la carretera más importante del norte del país, tiene una calidad envidiable.

Sí, para caminos más alejados tendrás que tener paciencia ya que serán destapados, pero en general, sobretodo si no tienes una ruta tan extensa como la nuestra, no deberías tener ningún problema.

Ok, todo lo que me dices me suena muy bien pero, soy mujer.

 

¿Es seguro para una mujer viajar a Pakistán sola?

Si bien no puedo responderte 100% a la pregunta, porque como sabrás no he viajado sola, si que puedo darte mi opinión como mujer.

Pakistán tiene sus caras, habrá muchas cosas que como mujer te llamarán la atención sin duda alguna y probablemente no por buenos motivos. Los roles de genero están muy marcados y es muy complicado salir de la estructura tradicional. No es una cuestión solo de religión, hemos viajado a varios países musulmanes con una actitud muy distinta. La religión se mezcla con la tradición y dan un resultado muy diferente en otros lugares del mundo.

Vamos a ver, quizá justamente por el hecho de que viajaba con un hombre apenas tuve contacto directo con mujeres del país, puedo decirte que las puedo contar con los dedos de las manos, pero también te puedo decir que no se trata de “tenerlas encerradas en casa por que son de mi propiedad”, que es lo que nos intentan vender en algunas noticias. Pakistán es un país complejo, y para poder explicarte lo que yo creo de las mujeres y su situación en el país me puedo extender aquí infinitamente pero puedo intentar resumirlo.

Las limitaciones y tradiciones de Pakistán no afectan solo a la mujer, sin duda nosotras salimos peor paradas, pero se esperan roles y comportamientos de un hombre (como casarse antes de cierta edad, dar descendencia, proveer para la familia etc..) que tampoco son sanos. Por otro lado es MUY importante tener en cuenta que esas limitaciones NO SON LEGALES, al contrario de lo que pasa en el país vecino Irán, según la constitución Pakistaní las mujeres y hombres son iguales ante la ley, y es de hecho el gobierno el que salva a muchas mujeres y niñas de juicios tribales de honor injustos e ilegales.

Con esto dicho tengo la impresión de que si consigues deshacerte del peso y los limites sociales en Pakistán (que dudo que sea fácil) como mujer puedes obtener tu posición. ¿Sabías que Pakistán tuvo una primer ministro Mujer? Pies sí, Benazir Bhutto y duró DOS MANDATOS (antes de ser asesinada, como una gran cantidad de líderes políticos, incluido su propio padre). Así es, nada más y nada menos que hace 29 años ¿Cuantos países “desarrollados” aún no pueden decir lo mismo?.

Por otro lado, NADA o casi NADA de esto te afectará de manera directa siendo visitante, porque nuevamente, tu eres un invitado. Si bien intentarán decirte que no vayas sola o se preocuparan MIL VECES MÁS de lo normal por ti, ya que al ser mujer supuestamente has de ser protegida, lo cual es desesperante, está relacionado con todo lo anterior. Como visitante tu no estás expuesta a las mismas normas ni esperan lo mismo de ti. Dicho esto te dejaría con los siguientes consejos para hacer tu viaje más fluido.

Viste de manera “conservadora”

No tienes que ponerte un hijab, tampoco tienes que ir de negro como un fantasma por la calle, de hecho eso lo verás más bien poco. Lo ideal es que encuentres un Shalwar Kameez para mujer (pantalones y camiseta larga hasta las rodillas) Ready to use (es decir, ya cosido), lo suelen haber en todos lados. Además, así te mezclaras con el ambiente local y les encantará verte luciendo sus prendas, suelen ser vertidos coloridos y preciosos, una de mis camisetas favoritas es un Kameez que compré en Islamabad. Si no lo tienes NO te preocupes, al inicio yo usaba una camiseta de Jesper, pero en general tampoco era un problema, al final me la ataba a la altura de la cintura porque era un engorro. Simplemente no te lleves el modelito de verano e intenta ir tapadilla, nada fuera de lo normal, de verdad.

Es peligroso viajar a pakistán

 

Se directa, siempre que haga falta.

Lamentablemente debido a las restricciones del país, a los roles marcados y a la influencia de la televisión y medios internacionales, algunos pakistaníes (ojo, no todos, ni de hecho podría decir la gran mayoría) pensarán que eres “fácil” porque eres “western” (incluso si no eres western). Ellos saben que en nuestros países disfrutamos de una sexualidad mucho más abierta (ehem… no es muy difícil) pero lo malentienden pensando que eso significa que te vas a acostar con todo el mundo por el simple hecho de haberles dado una palmada en la espalda.

Si te sientes incómoda dilo claramente, incluso, oféndete. Dile que tiene una idea equivocada y que si no puede aceptar que solo eres amable simplemente dejarás de serlo.  Si crees que ha pasado la raya de alguna manera asegúrate que algún amigo lo sabe y simplemente distánciate, lamentablemente de ahí poco más puedes hacer. Tranquila, no van a seguirte en plan viejo verde ni nada por el estilo (vamos, lo de siempre, por norma general), pero es mejor terminar con los malentendidos por lo sano.

Si te sucede algo, que a mi no me pasó, pero no te digo que no pueda pasar, como que alguien te toque, simplemente reacciona de esta manera, si estás en público mejor aún, la gente de ayudará, de verdad.

Atenta a los selfies y el “too much touching”

Al ver un extranjero los Pakistaníes querrán hacerse selfies, el problema puede llegar al estar tu sola. Intenta evitarlo, puedes decir amablemente que no, no se lo van a tomar a mal. Puedes también pedirles que no te toquen (créeme, no será porque sus normas sociales son mucho más abiertas) y sobre todo sigue simplemente tu instinto. No significa que no puedas hacerte selfies con la gente, yo sinceramente lo hice con muchos amigos y algún que otro pasante, pero si que es verdad que luego me acostumbré demasiado y en un momento me vi haciéndome fotos con una fila de 40 hombres, que me incomodó muchísimo, por suerte un guía que se encontraba por allí con otros turistas los paró de inmediato y yo aproveche la oportunidad.

Por ejemplo en la siguiente foto un chico me dijo que “querían abrazos” a lo que le dije no, el tipo terminó confundido diciendo que nosotras abrazábamos a todo el mundo a lo que le respondí, ” a todo el mundo que queremos abrazar, y ninguno de los que están aquí forman parte de esa lista. Luego todo risas y sin problema.

Viajar a Pakisán mujer

Si te sientes atacada, comunícalo

Según el islam y sus tradiciones tu eres su invitada y además, es su deber “bajar a vista ante el paso de una mujer”. Si alguien te toca, te habla, o te trata de una manera incorrecta NO DUDES en hacérselo saber a otra persona, no dudes en ir a una tienda y hablar con el primero que puedas, no dudes en ir a la policía. De verdad, habrá más personas allí queriendo ayudarte. Aquél que te haya atacado sufrirá la vergüenza de su comunidad.

 

Dicho esto termino por hoy aún convencida de que es seguro viajar a Pakistán, es más, aún convencida de que volveré pronto, es un país que nos encantó con gente y paisajes hermosos que no hemos encontrado en ningún otro lugar del mundo.

Puedes ver los artículos (en inglés) de Simon Falvo, que viajó por Pakistán solo durante la misma época que estuvimos nosotros aquí  o darle un vistazo a los escritos de Tatiana y Javico que estuvieron por el país 6 meses antes.

Aquí quedamos para resolver cualquier duda.

¡Ayúdanos y déjanos ayudarte!

¿Aún no tienes seguro de viaje? Dale un vistazo a nuestra guía para elegir el mejor según tus necesidades

¿Aún no has comprado tu billede de avión? Aquí podrás ver todos nuestros trucos para encontrar vuelos baratisimos

Visita nuestra guía de alojamiento para conocer todas las opciones para viajar o simplemente usa nuestro descuento de 30€ en Airbnb o de 15€ en Booking

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/quitoxic/public_html/unpocodesur/wp-includes/functions.php on line 3778