Siquijor sería nuestra ultima parada en Filipinas y de hecho nuestro último paraiso antes de dar por finalizada esta ruta de 16 meses por Asia. Volvíamos a Europa a asistir al cumpleaños de Jesper y aunque volvíamos en pleno verano no queríamos desaprovechar los últimos días durmiendo en cabañas y viendo el amanecer en la playa desde la ventana.

A las 4:45 salimos de Socorro a Surigao y llegamos a Siquijor a las 11 de la noche por lo que dependiendo de donde vengas ten en cuenta que te tomará, como es costumbre, todo el día.

Desde el puerto de Larena puedes tomar un multicab a San Juan, si llega en barco no te preocupes que están esperando la llegada de los pasajeros. Nosotros pagamos 80 pesos al llegar, teniendo en cuenta que era casi media noche nos pareció un precio justo. Luego cuando volvimos a Larena lo hicimos por 50 pesos que suponemos debe de ser el precio correcto.

En el mismo puerto puedes alquilar una moto, incluso a esa hora, ten en cuenta que si sois dos lo mejor es una por persona o tendrás problemas con el equipaje. Si quieres saber cómo llegar a Siquijor desde diversos puntos (incluido Siargao) estamos preparando un post especifico al respecto.

Siquijor, como te contábamos, fue nuestra última parada en Filipinas y en estos 16 meses de ruta por Asia (bueno, luego vino Cebu un par de días antes de tomar el avión). Y la verdad es que no podemos estar más contentos de haberla elegido como el último lugar ya que nos lo tomamos como descanso total y resulto ser una isla con una historia interesantísima.

Una buena cantidad de turistas locales no se acercan a la isla porque la consideran embrujada y Siquijor se ha encargado de que esa «reputación» siga en pie con sus decenas de curanderas ancestrales y decenas de «hechizos» o «embrujos» que rodean el lugar.

 

Dónde dormir en Siquijor

La mayoría de los alojamientos para turistas se encuentran en la zona de San Juan y esta vez, fue donde nos alojamos, aunque a las afueras del pueblo, cosa de un par de kilómetros para intentar buscar algo más económico.

La primera noche nos hospedamos en Casa Miranda por solo 400 pesos por una habitación con baño privado en una «cabaña» muy rústica pero con lo suficiente. El lugar tiene también un restaurante donde desayunar y comer, nosotros desayunamos allí por 240 pesos la mañana siguiente y además conseguimos alquilar una moto por 250 pesos (la alquilamos por casi una semana por lo que pudimos negociar el precio).

A la mañana siguiente nos mudamos a End of the world beach house, no porque Casa Miranda no nos gustara, sino porque siendo los últimos días de este largo viaje sabiamos que queríamos usarlos con tranquilidad, cocinar y estar en la playa todo el día, con calma.

Encontrar algo con cocina fue complicado, al menos por esa zona, preguntamos por todos los alojamientos colindantes y encontramos precios hasta los 1000 pesos pero ninguno con cocina o con opciones muy limitadas.

Por la recomendación de la española con la que hicimos uno de los island hoppings en Siargao preguntamos en End of the world. Al parecer este sitio era antes un sitio medianamente cuidado pero Lorna, la que se supone es su propietaria, se fue del país y dejó a su hermana ( no lo sé, creo recordar que era su hermana) al cuidado y a su hermana pues le importa un literal pito lo que suceda allí. Parece ser que su primo vive en una de las habitaciones, su hermana en otra y no es que se tomen en lugar como un hospedaje en absoluto por lo que está en un estado que como continue así se va a caer a pedazos.

En todo caso, después de picar a la puerta como 3 veces (por suerte Casa Miranda está muy cerca) conseguimos dar con ella que nos dio una de las dos habitaciones superiores, ambas con cocina, una de ellas con la nevera estropeada (que dudo que cambien) y una de ellas sin fogones. Después de hablar con ella conseguimos mover los fogones a la de la nevera funcionando y tuvimos una habitación con cocina completa por 500 pesos la noche en el nivel superior.

Eramos los únicos huéspedes, el primo nunca se pasó por allí y a la hermana la vimos más bien poco. Es verdad que el lugar está para tirar pero teníamos nuestra cocina, nuestro bañito, nuestro balcón particular y estábamos directamente a pie de playa. Es una pena que este lugar se eche a perder así que si aún es posible aprovecharlo y sois un poco todoterreno entonces ya sabéis donde ir.

Hay bichitos en la estructura, con bichillos me refiero a pequeños ratones y musarañas, son pequeñitos, nada de ratas, son cositas pequeñas y no molestan (y además sirven de control de plagas con cosas como las cucarachas que me dan mucho más asco). Las musarañas sobre todo son bastante pardillas y al final fueron parte de nuestra diversión, pero prefiero avisar por si no estáis acostumbrados al campo.

Dicho todo esto, si prefieres algo de mayor nivel porque estas de vacaciones y tienes mayor presupuesto, tienes lugares por toda la carretera antes de llegar a San Juan y varios en medio del pueblo. Te dejamos con el mapa de booking de costumbre. Recuerda que si esta guía te ha servido de algo nos haces un favor si reservas directamente siguiendo este mapa o los enlaces de esta web sin que a ti te cueste nada.



Booking.com

Como dato extra, si vas a cocinar o simplemente si echas de menos la comida europea podrás encontrar una tienda de importación en San Juan, al lado de la escuela llamada Fazenda. La tienda, aunque es obviamente más cara que cualquier otro lugar, tiene cositas como quesos y perniles.

 

Qué hacer y ver en Siquijor

Vuelta de reconocimiento

Como de costumbre nuestra primera recomendación y lo que suele ser nuestro primer plan al llegar a una isla es una vuelta de reconocimiento por la zona con la moto. Normalmente la usamos para parar en algunos lugares que nos llaman la atención o recoger información de los puntos que queremos visitas los siguientes días para ir preparados.

Siquijor no es extremadamente grande y se puede hacer en moto en un día, aunque si vas parando tendrás que probablemente hacer algún recorte por alguna carretera de interior (ningún problema). También puedes ir por la isla en un multicab, suele haber bastantes conectando los pueblos más grandes.

Como siempre te recordamos también que si no sabes conducir una moto tengas en cuenta los peligros que conlleva hacerlo en un país que no conoces y que, simplemente porque nadie te pida el carnet de moto al alquilar una no significa que no lo necesites legalmente.

Si quieres leer más sobre los accidentes de moto, la cobertura de tu seguro de viaje y otros temas puedes hacerlo aquí en «Cosas que todos deberíamos saber sobre los seguros de viaje».

 

Mount Malabahoc y el bosque Bandilaan

El monte más alto de Siquijor es Malabahoc, tiene apenas 600 metros de altura por lo que no te esperes algo enorme y es posible llegar hasta algunos «view points» si te mueves por las carreteras interiores de la isla.

El View point es la verdad una penita porque los arboles ya son más altos que la torre, pero la verdad es que en la subida hasta allí estuvimos solos. Luego de aparcar hay que hacer unos 100 escalones hacía la torre y subir los 3-4 pisos de la torre de visión.

No, no te va a cambiar la vida, pero teniendo en cuenta que es gratis, estás tu solo y la verdad no tardas nada con la moto pues nos fuimos hasta allí.

Además del monte como tal tienes todo un bosque con cositas que ver, algunos arboles chulos, cuevas pequeñitas y caminatas de hasta un día (ida y vuelta).

 

Cambugahay Falls

Probablemente la foto más conocida de Siquijor es la foto de las cascadas Cambugahay y sin duda son preciosas. Probablemente uno de los pocos lugares donde tanto photoshop en Instagram no ha hecho tanto daño porque son de hecho de color turquesa y completamente alucinantes.

Las cascadas tienen diferentes niveles (4 si no recuerdo mal) pero el más concurrido es el primero, también es el más bonito y tiene pequeños recovecos debajo de las caídas de agua.

Cuando nosotros pasamos sobre el medio día no había mucha gente y lo que más nos gustó es que tienen montadas unas tirolinas que por 50 pesos te puedes tirar ilimitadamente.

El parking cuesta 10 pesos

 

Cuevas Cantabon

Llegamos hasta las cuevas porque pasábamos por allí, las vimos en el mapa y decidimos hacer un desvío pero resulta que no pudimos entrar porque están cerradas y la única manera de visitarlas es sabiéndolo con antelación.

Las cuevas tienen al parecer casi un kilómetro en sus túneles algo que sin duda no me esperaba en absoluto ya que pensamos que serían pequeñitas y fáciles de ver. Para llegar tendrás que dejar la moto en el parking y caminar unos 500 metros hacía abajo.

Para poder visitarlas tienes que ir con un guía y tendrás que pagar la entrada y contratar al guía con antelación en el pueblo de Cantabon. Tendrás que ir temprano, nosotros cuando pasamos sobre las 4 de la tarde no encontramos el lugar y algunos locales nos informaron de que estaba cerrado. Cuesta 500 pesos y cuenta con guía, linterna y casco y el grupo más grande puede ser de hasta 3 personas (sin el guía).

Se recomienda ir preparado para entornos de agua porque hay arroyos subterráneos y puede que tengas que pasar nadando por algún lado.

 

Palinton beach

Probablemente la playa más popular de Siquijor es Palinton Beach, a poca distancia d en nuestro alojamiento, aunque la realidad es que teniendo la playa delante la visitamos una sola vez.

Palinton tiene unos palmerones enormes y una vida envidiable. Si lo que quieres es el típico día playero entonces sin duda alguna este es tu lugar, la arena es blanca y fina como en la mayoría de la isla y es posible pasarte todo el día allí ya que hay pequeños locales donde comprar algo básico de comer y beber.

 

 

Old balete tree

Desde luego el mundo seguirá girando si no te pasas por aquí pero la verdad es que está a pie de carretera y tampoco te cuesta nada. Bueno sí 10 pesos de entrance fee. El árbol es precioso, no te lo vamos a negar, y como es costumbre pues se han montado ahí un tinglado importante que incluye un merendero y un tanque de peces de estos que te comen la piel de los pies.

Te puedes remojar en el tanque, pero algunos de los peces ya parecen más bien tiburones y te pegan unos bocados que no veas, nosotros nos quedamos hasta conseguir que los nuestros amigos no nos intimidaran, pero te partes de risa viendo a la gente con la risita histérica tonta sacar los pies cuando viene uno de estos.

 

Salagdoong Beach

Aunque se encuentra anclada en un lugar paradisiaco la verdad es que al ver el percal nosotros nos devolvimos. Puede que porque fuéramos un fin de semana pero estaba hasta los topes, música a todo volumen y la verdad no tenía nada del encanto que nos esperábamos.

Además, para variar, construyeron en la zona al puro estilo asiático de cargarse paraísos naturales y sinceramente es un desastre teniendo en cuenta que demás has de pagar 30 pesos para entrar.

 

San Isidro Labrador

Otra de nuestras paradas en medio de la carretera fue la iglesia de San Isidro Labrador, uno de los edificios más imponentes de la isla ya que cuenta con más de 100 años y llegó hasta las puertas de ser patrimonio de la humanidad. Lamentablemente su estado no es el mejor y aunque han habido ciertas intenciones de restaurarla aún queda mucho por hacer para devolverla a su gloria.

Cuando nosotros fuimos la entrada era la voluntad pero parece ser que desde 2019 cobran 40 pesos por persona. Dentro no hay absolutamente nada, pero es bonita de ver.

La iglesia se usa aún como tal y se realizan misas todos los domingos.

Justo al otro lado tienes el Convento más antiguo del continente asiático, el Convento de Lazi que data de 1887, hasta donde tenemos entendido con la entrada se puede ir a ambos.

 

Excursión a Apo island

Si quieres hacer snorkel y has venido hasta aquí a ver tortugas entonces es muy probable que termines con una visita a Apo island. Nosotros la verdad pasamos por nuestra situación particular, habíamos tenido la oportunidad de hacer snorkel durante los últimos días y por suerte las tortugas nos han ido acompañando desde Indonesia.

Obviamente no solo podrás ver tortugas así que seguro que lo disfrutas. Desde Siquijor solo puedes hacer el tour que sale del Coco Grove y cuesta unos 40€ por persona, el segundo motivo por el que descartamos este plan.

Si quieres ir a Apo Island por la mitad de precio puedes hacerlo desde el puerto de Dumaguete (no en Siquijor) ya que se encuentra mucho más cerca de allí.


 

Esperamos que te sea de utilidad, recuerda que puedes revisar toda la guía para Viajar por Filipinas y te recordamos que si tienes algo que recomendar o alguna información que haya cambiado y quieras actualizar puedes hacerlo usando los comentarios. De esta manera nos ayudarás a mantener informados a los viajeros que vengan después de ti.

¡Disfruta de Siquijor!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¿Cómo de útil te ha parecido este artículo?

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Sigue leyendo en

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

No Comments Yet

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

Última actualización / Last update: noviembre 11th, 2019

346 144
468 59
300 55
347 39
540 58
185 4

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¿Cómo de útil te ha parecido este artículo?

Average rating 5 / 5. Vote count: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?