Qué ver en Yazd, la ciudad más bonita de Irán

*Dale un vistazo a nuestro relato anterior en cómo llegar a Abyaneh, el pueblo rojo de Irán

Después de nuestra vuelta relámpago a la capital para recoger nuestro recién adquirido visado para India, decidimos seguir con nuestro recorrido planeado y tomamos un bus nocturno a Yazd donde pasar la noche mientras nos movíamos por 540.000 riales ambos pasajes. Una vez en la estación de buses tomamos un bus completamente destartalado que nos llevaría hasta el centro de la ciudad por tan solo 5.000 riales por persona.

En cuanto comienzas a entrar a la ciudad nos dimos cuenta de que es enorme y por un momento nos preguntamos si realmente habría valido la pena, pasados unos cuantos atascos se comienzan a atisbar los restos del centro histórico, especialmente en las torres que salen de la mayoría de edificios (torres de refrigeración y ventilación) hechas en adobe, una de las características más peculiares de la ciudad.

Los Badgir, esas torres de ventilación que verás salir de todos o casi todos los edificios, son para su tiempo lo que hoy conocemos como aire acondicionado y atrapan el viento que pasa por encima de los tejados haciéndolo circular por los edificios refrigerándolo con agua. Lo vimos también adaptado a construcciones modernas y teniendo en cuenta que llevan tanto tiempo en estos lares, estamos seguros de que se trata de una excelente opción, especialmente si se considera el clima árido y seco que rodea Yazd.

 

¿Qué ver en Yazd?

Una vez nos bajamos del bus el centro histórico nos enamoró, si Abyaneh era rojo Yazd era adobe puro, presente en cada una de sus calles y el contraste con los azules y verdes de las imponentes mezquitas era impresionante.

Pronto nos topamos con la mezquita principal, Masjed-e Jāmeh-e Yazd imponente, altísima y de un azul encandilador, desde allí se da inicio al laberinto eterno de callejones sin salida que pronto descubriríamos en toda la ciudad.

Masjed-e Jāmeh-e Yazd

Así pues la gran mezquita es una de las visitas que muchos consideran indispensable. Nosotros tenemos nuestro punto de vista en pagar por sitios religiosos, especialmente teniendo en cuenta la represión que sufre el país, así que decidimos no hacerlo, pero seguro que estéticamente merecerá la pena.

No te preocupes si prefieres no visitarla, desde fuera podrás ver toda su rutina diaria y serán sus torres las que te guiarán una vez caminando por la ciudad.

Precio de la entrada: 80.000 riales por persona
Horario de apertura: de 8AAm a 9PM exceptuando por los momentos de oración

masjed-e jāmeh-e Yazd

 

Amir Chakhmaq

Otro de los lugares que arquitectónicamente hablando no te dejaran indiferente gracias a su fuertes ángulos rectos, es el complejo de Amir Chakhmaq, localizado en la plaza del mismo nombre. Se encuentran referencias a la plaza ya en el siglo 15 y se construyo delante de la que hoy se conoce como “La mezquita antigua” que no fue decorada de la manera en la que la vemos ahora hasta la era Safavid en el siglo 18.

Yazd Irán

Abierto al público

 

Atashkadeh

Es importante tener en cuenta que al igual que vimos en nuestra visita a Abyaneh,  el zoroastrianismo tuvo un papel importantísimo en Yazd. Los Iraníes eran zoroastrianos mucho antes de que el Islam se instalara en la zona y aún es posible encontrar pequeños reductos del pasado en su referencia, especialmente en esta zona.

Uno de esos reductos es nuevamente un templo del fuego, es de hecho uno de los templos con mayor estatus aún presentes en el país, el resto de los templos de este nivel se encuentra en India, por lo que es un lugar especial y único.

Lo dejamos aquí por si os interesa, nosotros decidimos no visitarlo 🙂

 

Bagh-e Dolat Abad o El Jardín de Dowlat abat

Este pequeño Jardín se encuentra en la lista de los patrimonios de la humanidad de la Unesco y es especialmente interesante por contar con el badgir más antiguo del mundo aún en funcionamiento además de ser un lugar pintoresco por el contraste de la naturaleza con las áridas paredes y colores de la ciudad.

Como ya habréis visto los jardines no nos apasionan, así que como la opción anterior la dejamos aquí por si puede ser de vuestro interés, pero hemos de deciros que nosotros no lo visitamos.

 

Caminar por las calles de Yadz

Pero sin duda, lo mejor para nosotros fue caminar sin rumbo por las calles de la ciudad, era lo primero que hacíamos durante horas y horas hasta que el calor se hacía insoportable y seguíamos con nuestro planing turístico. Luego, al caer el sol volvíamos a pasearnos por las calles oscuras llenas de luz cálida y de colores transportándonos a otro lugar en el tiempo.

No puedo imaginarme actividad más necesaria, más bonita y más entretenida que simplemente perderse por el adobe de sus calles buscando tesoros.

 

Dakhmeh (Dakhma) o Torre del silencio

Sin duda el plato fuerte de la ciudad es lo que los turistas conocen como “La torre del silencio”. Localizada a las afueras de la ciudad consiste en una área circular elevada en la que los zoroastrianos dejaban los cuerpos de sus muertos expuestos a las aves de carroña para que la muerte no contaminara a uno de sus elementos sagrados, el agua, la tierra y el fuego. Se tiene constancia de esta practica desde el año 500 A.C, pero el uso de las torres no está documentado hasta el siglo 9.

Todo el complejo es sencillamente impresionante y nosotros estuvimos toda una tarde por allí caminando, leyendo la wikipedia y hablando con los locales.

 

¿Cómo llegar a Dakhmeh?

Es el único punto de la ciudad al que hay que ir usando transporte público sí o sí. La mayoría de los turistas contratan un taxi para llegar, pero a nosotros, que nos gusta lo corriente, nos parecía mucha mejor idea hacerlo con el bus, apenas 20.000 riales nos costó a ambos llegar y volver de allí al centro. Para hacerlo solo tienes que ir dirección Imam Khomeni, puedes hacerlo desde Amir Chakhmaq o justo en frente de la callejuela que sale de la Gran Mezquita. Una vez en la plaza has de cambiar de bus, en su momento más de 4 buses hacían el recorrido, pero lo mejor es preguntar a los locales por el bus que lleva a Dakhme. lo mas probable es que el bus te deje en una intersección donde verás el complejo a mano derecha, tendrás que caminar unos 5 minutos para llegar a la puerta

Recuerda que TODOS los números del país se encuentran en Farsi, por lo que siempre es de ayuda aprenderlos (no cuesta nada y te ira mucho mejor durante el viaje.

Precio de la entrada:  para los no locales es de 150.000 Riales, aunque también puedes bordear el complejo por detrás y entrar sin pagar nada, queda a tu decisión.
Horario de Apertura:  De 8 AM a 1PM y de 4PM a 6PM

 

Visita el pueblo “abandonado” de Kharanaq”

Una de las visitas más comunes para aquellos en ruta por el país es la visita de un día a Kharanaq, un pueblo de adobe supuestamente abandonado localizado a unos 80 km de Yazq.  Khanaraq significa “tierra del sol”

Es importante tener las expectativas al día ya que a nosotros, que nos encantan los lugares abandonados, en este caso nos jugaron una mala pasada. El pueblo como tal no está abandonado. Karanaq cuenta de dos partes, la parte antigua, completamente hecha de adobe y cayéndose a pedazos inhabitada en su totalidad, y la parte nueva, directamente al lado, donde hoy en día viven unas 200 familias (en perfectas condiciones).

Kharanaq Irán

En cualquier caso estaréis escuchando hablar sobre la primera, un entramado de calles y edificios construidos con barro que una vez fue un pueblo prospero que según lo que escuchamos data de hace más de 4000 años (wot?), pero que según la historia, tuvo problemas de abastecimiento de agua y sus habitantes abandonaron el lugar. Hoy el día se ha repoblado ya que a la zona llegan servicios básicos como agua y electricidad.

¿Cómo llegar a Kharanaq?

Al encontrarse a las afueras de la ciudad y en una ruta poco concurrida sucede lo mismo que nos sucedió con el remoto pueblo de Abyaneh, el transporte público parecía no ser una opción viable.

Lo que hicimos fue tomar un bus dirección Meybod (del que nos bajamos en la intersección que va a la derecha) por 5.000 riales cada uno y allí levantamos el dedo. Por suerte en ese caso no se trata de una calle callejón sin salida, pero si de una poco transitada, por lo que es importante tener paciencia, aún así lo conseguimos sin mucho esfuerzo.

 

Si no quieres hacer dedo tienes nuevamente dos opciones:

Taxi

Al igual que el pueblo de Abyaneh, puedes contratar un taxista que te lleve, te espere y te devuelva a Yazd en un día. El precio del coche suele rondar los 900.000 riales y caben hasta 4 personas. Si sois un grupo no es una mala opción. Nuevamente es importante que acordéis el tiempo que vais a estar y si queréis visitar otros lugares de la zona.

Tour

Lo más común es visitar el lugar de la mano de un tour que suele costar unos 500.000 riales por persona e incluye paradas en otras localizaciones como Meybod y Chak Chak. El tour se puede contratar en casi cualquier hostel/hotel de Yazd.

Hasta donde tengo entendido no hay lugares donde dormir en Kharanaq, pero nosotros cruzamos al otro lado del rio admirando el precioso acueducto de la ciudad y acampamos nuevamente con unas vistas de infarto.

 

¿Dónde dormir en Yazd?

Lo ideal es encontrar un alojamiento en el centro histórico de la ciudad, así podrás hacer todo o casi todo caminando sin ningún problema. Yazd es una ciudad más acostumbrada al turismo que otras, un poco al estilo de Isfahán, por eso sus alojamientos son ligeramente más caros y probablemente tendrás más opciones donde elegir.

En nuestro caso fue la primera vez en el país en la que optamos por un hostal, pero la verdad es que no podría habernos salido más redondo porque es uno de los lugares más bonitos donde hemos estado, además de contar con un calor humano inigualable.

Sim card en Iran

 

Como no solemos hospedarnos en alojamientos donde hay muchos turistas fue también un lugar ideal para socializar, pero también para recordarnos porque dejamos de hacerlo hace muchos años. Lamentablemente algunos de los turistas creen que por estar pagando tienen un sirviente y esto se hizo MUY visible en este lugar.

En cualquier caso el Hostal Kaluts cuenta con una habitación compartida para 6 personas con colchones en el suelo al puro estilo Iraní en una casa antigua en la ciudad con un patio interior espectacular. Si prefieres algo más privado también ofrecen habitaciones privadas a un mayor precio, algunas de ellas con puerta directa al patio, creednos cuando decimos que eran preciosas.

Pagamos 725.000 por ambos, unos 15€ y el precio incluía un desayuno espectacular.

Si nos preguntas cuál fue nuestra ciudad favorita en el país no tenemos una sola duda, fuer Yazd.

 

¡Ayúdanos y déjanos ayudarte!

¿Aún no tienes seguro de viaje? Dale un vistazo a nuestra guía para elegir el mejor según tus necesidades

¿Aún no has comprado tu billede de avión? Aquí podrás ver todos nuestros trucos para encontrar vuelos baratisimos

Visita nuestra guía de alojamiento para conocer todas las opciones para viajar o simplemente usa nuestro descuento de 30€ en Airbnb o de 15€ en Booking

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/quitoxic/public_html/unpocodesur/wp-includes/functions.php on line 3778