Qué ver en Bucarest, una guía completa de la ciudad

La verdad es que tanto Jesper como yo siempre habíamos tenido Rumanía en el mapa, pero hemos de reconocer que estaba en un mapa “muy lejano”. Primero por que no teníamos mucha información del país, segundo porque si bien siempre hemos querido visitar el este de Europa, lo hemos ido dejando para el futuro (así como al que dice que va a ir al gimnasio y nunca lo hace).

Finalmente tuvimos la oportunidad de visitar Rumanía y Bucarest de la mano de la invitación del equipo de #ExperienceBucharest. Ya nos habían invitado en el pasado pero como siempre estamos dando vueltas por el mundo nunca habíamos encontrado el momento. La tercera fue la vencida y del 28 de Octubre de 2018 al 6 de Noviembre del 2018 visitamos el país, los últimos cuatro días en su capital, Bucarest.

 

Qué hacer en Bucarest

 

Como encontrar información completa y de mi gusto (y no solo listas varias) de información actualizada no fue muy fácil, hemos decidido hacer esta guía siguiendo el estilo de las guías de otras ciudades pero con un toque un poco más personal (si es que se puede), por que la realidad es que Bucarest nos dejó gratamente sorprendidos.

En este post encontrarás información sobre como moverte por la ciudad, qué ver en Bucarest (incluidos algunos planes alternativos que seguro no encontrarás en todos lados) y algunos extras. Además prepararemos pronto un post separado sobre dónde comer en Bucarest y dónde dormir en Bucarest.

Vayamos por partes.

IMPORTANTE: Al encontrarse fuera del espacio Schengen, en Bucarest tendrás que cambiar dinero para poder moverte por la ciudad. La moneda de Rumanía es el Lei y un Euro equivale aproximadamente a 4,66 Lei a Noviembre de 2018.

Que ver en Bucarest

 

Cómo moverte en transporte público por Bucarest

La red de transporte público de Bucarest es limitada pero suficiente para la ciudad, la mayoría de tu tiempo probablemente se concentrará en el centro de la ciudad y en caso de querer visitar alguno de los barrios colindantes podrás hacerlo con Bus, Metro o Tranvía.

Cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Bucarest.

Como muchos de vosotros nosotros aterrizamos en el Aeropuerto de Otopeni. Para ir a la ciudad es un trayecto de aproximadamente una hora y con un costo de 7 lei ida y vuelta (solo se puede comprar en números pares). Os cobrarán un extra de 1,60 lei por la tarjeta de transporte.

El Bus es el número 783 o el 780 y va durante todo el día aunque en la noche con una frecuencia más limitada.

En el bus, hay controles de ticket bastante a menudo (dos en nuestro 4 viajes al aeropuerto). La multa son 50 Lei y por lo poco que cuesta sinceramente sería una tontería.

 

Transporte público en Bucarest

Buses y Tranvías

Como os comentábamos Bucarest cuenta con una red suficiente de buses y tranvías que conectan la ciudad así como el área metropolitana. Es importante tener en cuenta que en horas punta los buses pueden ir a reventar por lo que lo ideal es evitar las 9 de la mañana y las 6 de la tarde. Por otro lado el trafico de la ciudad es pesado, así que en esas horas todo puede tardar bastante más de lo esperado.

Al igual que en muchas ciudades, es recomendable tener cuidado con los carteristas que aprovechan las multitudes o los descuidos para apropiarse de lo ajeno.

Ambos servicios comienzan a las 4:30 y terminan sobre las 23:00 horas, a partir de allí es posible tomar buses nocturnos con mucha menor frecuencia.

Aquí puedes ver el mapa de bus de Bucarest
Aquí puedes ver el mapa de trolebús de Bucarest
Aquí puedes ver el mapa de tranvía de Bucarest
Aquí puedes ver el mapa de buses nocturnos de Bucarest

Los tickets para el bus los puedes comprar en las pequeñas cabinas plateadas cerca a una buena parte de las estaciones más grandes. Allí debes hacerte con una tarjeta Multiplu (azul y blanca) que cuesta 1,60 (la misma que necesitas para el aeropuerto). Una vez la tienes puedes recargar el número de viajes que necesites o con una tarjeta de día.

La tarjeta azul NO se puede recargar, para poder recargarla tienes que comprar la tarjeta verde y blanca (Activ) que cuesta 3,70 lei.

Ninguna de estas tarjetas te servirán para el servicio de metro.

 

Metro

El metro cuenta únicamente con 4 vías, se asemeja a cualquier metro de cualquier ciudad europea. Es un sistema barato y bastante útil para recorrer la ciudad en caso de tener que cruzarla de punta a punta ya que el trafico de Bucarest es simplemente imposible.

El metro funciona desde las 5 de la mañana hasta las 11 de la noche

Los billetes de metro los puedes conseguir en cualquier estación tanto billetes simples como tarjetas con varios viajes. Un viaje de ida y vuelta cuesta 5 Lei, una tarjeta de 10 viajes cuesta 20 Lei. También puedes comprar tarjetas de día por 8 Lei o tarjetas semanales por unos 25 Lei.

Estas tarjetas NO sirven para el bus, el trolebús o el tranvía.

 

Taxis

Finalmente una opción muy viable es hacer el uso de taxis o Uber, que en algunos casos, sobre todo de noche o en grandes grupos, son una opción incluso hasta más barata que el metro. El kilómetro en alguno de estos servicios suele estar a 1,5 Lei.

Si necesitas puedes usar este descuento de 10 USD en Uber

 

Ahora sí..

¿Qué ver en Bucarest?

Seguramente estarás planeando el viaje como nosotros, sin mucha idea de lo que la ciudad tiene que ofrecer pensando que te aburridas y que con un día tendrás suficiente. Déjame decirte que te equivocas. Bucarest es una ciudad SUPER interesante y llena de sorpresas e historia, poco masificada y extremadamente accesible para las medias europeas.

Si ya te hemos medio convencido te dejaremos con algunos de los planes que te proponemos, algunos más “convencionales” y otros un poco más fuera de normal para los aventureros.

 

Un “Free Walking tour” por la ciudad

La mejor manera de hacer una toma de contacto con la ciudad es haciendo un tour a pie por el centro antiguo de la ciudad. Recuerda que los tours NO son gratis, son más bien a propina y lo ideal es que dejéis entre como mínimo unos 7-10€ por persona, obviamente si el tour os ha gustado (aún no hemos hecho ninguno que no).

Nosotros hicimos el tour con los chicos de Walkabout Free tours, tienen dos tours por el estilo, uno que repasa el centro antiguo de manera general y otro que repasa los años de la monarquía (una historia super curiosa). Tuvimos la suerte de probarlos ambos con Stefan y Tina (los guías) y ambos nos encantaron.

Tienen una versión en español del primero para aquellos que no se sientan muy cómodos con el inglés.

 

Tour de Arte callejero por la ciudad

Otro de los tours que tuvimos el placer de realizar, invitados por Open Doors Travel, fue el tour alternativo por la ciudad. Carmen nos llevó a recorrer la historia del activismo por medio del arte y las paredes de Bucarest por zonas menos concentradas y menos conocidas. A mi personalmente me encantó, me encantó porque Carmen lo vive y eso se nota, es una muy buena manera de conocer de primera mano tanto el despertar artístico como el activismo de la ciudad.

El tour dura unas 3 horas y cuesta 19€ pero solo está en inglés lamentablemente.

 

Visita un edificio abandonado

Algo que verás al instante es la situación “decadente” de la ciudad, que no es del todo cierto, ya que es justo ahora cuando muchos de los edificios se están reconstruyendo y restaurando. Aun así, debido a la fuerte e intensa historia del país, una gran cantidad de edificios y establecimientos han caído en ruinas y más de uno incluso se encuentra en peligro de colapso. Podrás identificar estos últimos por una pegatina roja (blanca por el sol) en forma de circulo.

Los que nos leéis sabréis que nos encanta la exploración urbana y los lugares abandonados, podréis ver algunos de los que hemos visitado (y hemos decidido escribir) aquí. En algunos blogs vimos la posibilidad de visitar el edificio del antiguo periódico de “The Truth” pero implica sobornar al guardia, y como nosotros no somos NADA de sobornos y mucho menos en países ajenos (¿por qué vamos a joder otros lugares?) preferimos buscar una alternativa.

 

Encontramos dos, pero una no pudimos visitarla porque aunque estuvimos 4 días en la ciudad se nos fueron de las manos ocupadísimos sin apenas darnos cuenta.

Durante nuestro paso por Bucarest nos colamos en un cinema abandonado muy cerca del Teatro Ateneu, para los que os guste el rollo tenéis que saber que también hay un cementerio de trenes abandonado en la ciudad. No desvelaremos su localización porque sinceramente no queremos que se convierta en un desfile de turistas, el que quiera y al que le interese tiene información suficiente para encontrarlo (además, edificios abandonados hay a patadas).

 

 

Entra al Parlamento

Aquí tampoco llegamos por cuestión de tiempo, aunque lo vimos por fuera y conocimos su historia, nos quedamos con las ganas de visitarlo por dentro.

El parlamento rumano es el segundo edificio administrativo más grande del mundo, solo después del pentágono. Es un edificio un poco megalómano construido por los comunistas que se lleva 6 millones de dólares al año en calefacción y electricidad (lo mismo que cuesta mantener una ciudad mediana el país).

Sin embargo, sus interiores y esa misma megalomanía son sin duda interesantes de conocer. Para entrar al parlamento necesitas llevar tu documento de identidad e informarte de los horarios en los que salen los tours grupales ya que no podrás hacerlo por tu cuenta.

Parlamento Bucharest

En una visita verás máximo un 3% del interior del edificio.

Los horarios de visita  al parlamento de Bucarest son:
De marzo a octubre todos los días desde las 9:00 a las 17:00
De noviembre a febrero todos los días de las 10:00 a las 16:00

Hay varios tours que suelen ser unos 40-45 Lei por persona, puedes ver los horarios de apertura actualizados aquí  y hacer reserva (no es necesario pero si quieres asegurarte la jugada) aquí

 

Deja el centro de la ciudad

No todo lo de interés se encuentra en el centro de la ciudad, así que no te acomodes y date un paseo por el extraradio. Con apenas un corto viaje en tranvía o metro podrás alcanzar barrios completamente locales como Pantelimon o Rahova.

Rahova es un barrio predominantemente Roma (o como los conocemos en español, Gitano). Vale la pena aunque sea pasearse para ver el hoy en día de una población tan maltratada a nivel mundial, y si de hecho te interesa conocer mejor su historia también puedes hacer un tour con los chicos de Open Doors por el barrio donde te contarán el pasado (como llegaron hasta Rumanía) y el presente de la comunidad.

Si te pasas no dudes en visitar el mercado de flores y comprar alguna para alegrarte el día.

A Pantelimon por otro lado no pudimos ir, pero nos habría encantado, es un barrio donde se ve claramente el efecto comunista en la arquitectura de la ciudad, enormes bloques de pisos creando estructuras gigantes. Allí podréis ver un proyecto local artístico super interesante que pinta murales en los techos de los edificios (algunos visibles solo con un dron, otros desde algunas torres cercanas).

 

Ve a un concierto en el Atheneul Roman

¡Ahhh el Atheneul!

Nos alojamos justo al lado y lo veíamos cada mañana y cada anochecer, y de todas la cosas que nos habría gustado hacer y no hicimos es una de las que más me han quedado clavadas.

El Atheneul Roman es la verdadera casa del pueblo de Bucarest (aunque los papeles oficiales dicen que es el parlamento). Fue construido enteramente con donaciones y tardó 25 años en completarse.  Una de las frases que los rumanos de la época recuerdan es “Un Lei para el Atheneul” demostrando en cierta manera que de actos muy pequeños se pueden conseguir acciones muy grandes.

Hoy en día el teatro es la sede de la orquesta filarmónica de Bucarest y hay conciertos cada semana, a mi me habría ENCANTADO ir a uno, especialmente porque las entradas no son muy caras, comienzan desde los 30-50 Lei. También puedes ir al Atheneul sin ir al concierto, pero sinceramente, seguro que la experiencia completa vale mucho la pena.

Si vas, aprovecha para deleitarte con la gigantesca pieza de arte que cubre las paredes de más de 74 metros de largo y 3 metros de alto. La pieza representa la historia del país desde el año 100 hasta el 1918, momento en el que Rumanía se conformó como país.

 

Piérdete por mercados de antigüedades y mercadillos

Si no te va mucho la historia, o te duelen un poco los pies, entonces dedícate a comprar cositas, cositas bonitas que hay por toda la ciudad repartidas en mercadillos de pulgas y mercados de antigüedades. Los mercadillos normalmente se realizan los sábados o domingos por la mañana pero hay algunos fijos mucho más pequeños repartidos por el centro histórico.

 

Es un plan perfecto para un día relajado y sin duda una excelente manera de conseguir souvenir mucho más reales que los que estamos acostumbrados.

Si quieres algo de nivel, pero local y con carácter social puedes pasarte por Mesterhukar ButiQ, donde venden productos de diseño realizados por artesanos de la comunidad gitana.

 

¡COME! Como si no hubiese un mañana.

Pues eso, come, come hasta que te canses. Sinceramente nunca había disfrutado tanto de la comida en un viaje por Europa, por un lado por la accesibilidad del bolsillo y por otro lado porque no se queda atrás ni tiene nada que envidiarle a la comida mediterránea. Rumanía cuenta con ingredientes de primera mano y restaurantes fantásticos a precios irrisorios.

Para que te hagas una idea un expreso puede costarte solo 1 Lei, las pastelerías, especialmente las cercanas a la universidad, se encuentran cada tarde con filas enormes de estudiantes esperando disfrutar de piezas de bollería por unos 2 Lei por pieza y comer un menú de medio día puede costarte unos 15-25 Lei (dependiendo de la zona).  Vamos, no más de 6€

Realmente será difícil que vayas a un restaurante y no te vaya a gustar, pronto terminaremos el post sobre los sitios que visitamos para nuestras comidas en la ciudad.

Extras: Otros planes en Bucarest

Finalmente y si tienes algo de tiempo, puedes pasarte por el arco de triunfo, un poco a las afueras de la ciudad pero sin duda un lugar fotogénico. No estará abierto hasta el público hasta enero del 2019 (o eso nos han dicho) nosotros pudimos pasarnos por dentro por invitación del ayuntamiento de Bucarest y conocer algo de su historia de la manos de Titus, el guía encargado.

 

Por otro lado, los fines de semana se realiza un espectáculo multimedia en las fuentes de la plaza Unirii. dura dos horas y es gratuito. La verdad no soy muy particularmente fan de las fuentes ni del espectáculo como tal, sobre todo sabiendo que la reconstrucción costó 7 millones de Euros y que hay otras muchas cosas en los que se podrían haber invertido, pero al final es un buen recordatorio de que la historia, de alguna manera se repite.

 

¿Verdad que no te esperabas tantas cosas de una ciudad tan poco mencionada como Bucarest? Pues como habrás visto algunas de la lista nos las dejamos en el tintero, y algunas otras que no hemos mencionado… así que aburrirte solo es posible si quieres. Además la noche de la ciudad tiene un ambiente super movido y amable, hay bares por todos lados y clubs a las afueras de la ciudad.

Esperamos que te sea de utilidad y te haya gustado y si tienes algo más que añadir es más que bienvenido en el sistema de comentarios.

 

¡Ayúdanos y déjanos ayudarte!

¿Aún no tienes seguro de viaje? Dale un vistazo a nuestra guía para elegir el mejor según tus necesidades

¿Aún no has comprado tu billede de avión? Aquí podrás ver todos nuestros trucos para encontrar vuelos baratisimos

Visita nuestra guía de alojamiento para conocer todas las opciones para viajar o simplemente usa nuestro descuento de 30€ en Airbnb o de 15€ en Booking

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/quitoxic/public_html/unpocodesur/wp-includes/functions.php on line 3778