Qué hacer en Traben-Trabarch, el paraiso del vino en Alemania

Contenidos

👋🏽 ¡Hola! Soy Valen

He llegaó desde muy lejos con mis trucos, mis complejos, una maleta llena de trastos y un cuaderno lleno de cuentos. 

Escribo y te hablo sobre viajar, emprender y vivir una vida un poco más simple y sostenible.

Sígueme en las redes:

A apenas 140Km de Bonn y Frankfurt y 160Km de Colonia se encuentra Traben-Trabarch, probablemente uno de mis pueblos favoritos de Alemania y un destino especialmente enfocado en locales, mucho menos masificado y conocido que alberga una historia impresionante y planes para toda la familia.

Tal y como podrás intuir en su nombre, Traben y Trarbarch eran dos localidades distintas, una frente de la otra a orillas del río Mosela y es muy probablemente su localización privilegiada la que ha colmado de historia este lugar del país. Hay documentos del año 830 donde ya aparecen mencionadas y sobre el siglo 17 fueron un punto estratégico en la guerra entre Francia y el imperio Romano. No fue hasta finales del de los 1800 cuando se construyó el primer puente entre ambas y hasta 1904 año en el que se constituyeron como una única municipalidad aunque sus diferencias las han acompañado a lo largo de los años.

Para esta nueva unión se construyó un ayuntamiento en la zona de Traben que daría hogar a la administración de la nueva localidad y se llegó al acuerdo de que cada 10 años la administración cambiaría de lado del río. Esto nunca sucedió y el edificio permaneció vació dando espacio a tiendas, el hospital de la zona, entre otros mientras que Trarbach mantuvo la sede administrativa de ambas.

Nuevamente gracias a su localización Traben fue durante inicios de los 1900 el segundo punto de distribución de vino más importante de Europa solo después de Burdeos. El fácil acceso mediante caminos y distribución gracias al río Mosela hicieron de esta actividad su actividad económica más importante y un impulso para la zona que ha durado hasta hoy en día. Fue de hecho gracias al vino por lo que Traben-Trabarch fue una de las primeras tres municipalidades del país en tener electricidad aunque sus ciudadanos no la vieron hasta unos años más tarde ya que el motivo principal era la iluminación de las bodegas que se esparcen por el subsuelo de la ciudad donde se almacenaban miles de litros de vino al año.

Hoy en día Traben-Trarbach vive principalmente del turismo local y del vino, con más de 135 hectáreas de viñedos sigue siendo uno de los motores más importantes de la zona.

¿Cómo llegar a Traben-Trarbach?

Uno de los motivos por los que el turismo ha sido fiel a este punto del mapa es su relativo fácil acceso vía tren y bus. La manera más fácil de acceder es con el primero gracias a su conexión con Bullay (a la que se puede llegar desde casi cualquier ciudad del país sin problemas, aquí rienes una guía para viajar en tren por Alemania) y una vez allí tomar el Moselwein-bahn (RB85) que círcula junto al río hasta Traben-Trarbach. El costo del ticket desde Bullay es de 3,10€ ticket simple.  Más información sobre horarios y precios aquí. También es posible llegar mediante alguna de  las rutas de buses que unen los pequeños pueblos de la zona (e incluso Bullay).

Para llegar en coche desde Colonia o Bonn tienes que tomar la carretera dirección Trier hasta la carretera 421. El camino toma de una hora y media a dos horas. Si vas en coche es buena idea hacer algo de tiempo para recorrer una buena parte de la carretera 53 que circula junto al río y disfrutar de los paisajes y de los pueblitos colindantes de la zona.

¿Dónde dormir en Traben-Trarbach?

El turismo local está mayoritariamente enfocado en wellness y relax de un nivel adquisitivo relativamente alto pero es posible encontrar alojamiento para todo tipo de bolsillos teniendo en cuenta que nos encontramos en Alemania y que de por si las cosas no son especialmente baratas.

Dicho esto, si vienes con poco presupuesto puedes alojarte en uno de los campings de la zona desde unos 30€ la noche para dos personas. El precio medio de la zona son unos 100€ por pareja.

Nosotros nos alojamos invitados en el Hotel Bellevue, un Hotel de estilo Art nuveau que cuenta con sauna, gimnasio y piscina.

En el siguiente mapa puedes ver algunas de las localizaciones disponibles de la zona. Si reservas alguno de estos alojamientos siguiendo nuestro enlace o el mapa nos ayudarás a seguir manteniendo este sitio sin que a ti te cueste nada.


Booking.com

También es posible alojarte en pueblos colindantes y moverte por la zona tanto en bus (muy buenas conexiones), como en bicicleta como en tu propio coche.

 

¿Qué hacer en Traben-Trarbach?

Os recordamos que se trata de un destino de relax por lo que no esperéis planes con alto contenido de adrenalina pero sí perfectos para una escapada de fin de semana y para estar en contacto con la naturaleza. Te dejamos con algunas ideas.

Una ruta en bicicleta por el río.

Existe un carril bicicleta perfecto para recorrer cuanto tu cuerpo quiera a orilla del río Mosela con las mejores vistas. La mayoría de hoteles disponen de alquiler de bicicletas tanto normales como eléctricas. La bicicleta te dará una libertad de movimiento impresionante a la hora de recorrer los alrededores y de disfrutar de paisajes de infarto.

Si tu hotel no ofrece alquiler o vas por tu cuenta aquí puedes encontrar otras opciones para alquilar una bicicleta en Treben-Trarbach.

 

Un tour por las bodegas subterráneas de la ciudad

Una de las actividades que realizamos fue un tour por las bodegas de vino privadas de la ciudad. Es una actividad cultural interesante ya que no solo de descubre la historia de la zona sino que se tiene el privilegio de recorrer las bodegas interconectadas de la ciudad que son todo un submundo bajo suelo en las que más de 32 bodegas se encuentran abiertas al público.

En su mejor época las bodegas individuales comenzaron a conectarse entre sí para ampliar espacio de almacenamiento para el vino así como para facilitar el movimiento de la mercancía. Hoy en día estas bodegas aún existen y es posible ir bajo suelo de una punta a otra de la ciudad gracias a ellas.

Estos tours guiados se pueden realizar desde pascuas hasta finales de julio todos los viernes a las 6pm y los lunes a las 5pm. Desde agosto hasta finales de octubre cada jueves a las 5pm, cada viernes a las 5pm y 6pm, sábados a las 11am y lunes a las 5pm.

Finalmente en temporada baja, de noviembre hasta pascuas solo se realizan el segundo y último viernes del mes a las 6pm.

La duración es de aproximadamente 1,5h y es en alemán, francés o en inglés. El precio es de 8€ por persona e incluye una copa de vino.

 

Una cata de vinos en una bodega local.

Muchos de los turistas locales aprovechan sus vacaciones por la zona para comprar planes de subscripción anual y tener su suministro de vino solucionado para el resto del año. Como turista extranjero esto será más complicado pero no por ello has de negarte una cata de vinos en una bodega local donde muy probablemente el mismo dueño te explique sus variedades, su historia familiar (muchas vienen de varias generaciones atrás) y te de a probar el vino local favorito, el Riesling.

Es posible hacer esta cata de vinos una vez terminado el tour por las bodegas, los precios varían según la cantidad de vinos que desees probar. Desde 8€ por persona por 4 vinos hasta 12€ por persona por 8 vinos.

 

Disfruta de un pastel o un pequeño aperitivo en una de las cafeterías de la ciudad

Toda la ciudad está repleta de pequeños locales para todo tipo de gustos. Nosotros hicimos una parada en Alte Ratsschänke, una cafetería que nos llamó la atención por su estilo inspirado en cuentos de hadas. El local se sitúa en una casa típica de la zona (sí, de las de vigas de madera preciosas) del año 1674. Una de las pocas edificaciones que sobrevivió a un incendió que consumó parte de la ciudad en 1879.

Todo el café está decorado con pequeños juguetes, casas de muñecas y figuras de cuentos de hadas. Lo ideal es disfrutar de un pastel con café aunque también se puede comer. Las porciones de pasteles son enormes.

¡Ah sí! No olvides visitar el baño, la decoración te encantará.

Los precios van desde unos 7€ el desayuno, unos 11€ los platos de comida y unos 3 a 5€ los pasteles.

 

Una caminata a las ruinas del castillo de Grevenburg

Desde que llegas a Traben habrá algo que te llamará la atención de inmediato y serán las omnipresentes ruinas del castillo de Grevenburg. Construido en el 1350 fue conquistado, reparado y ampliado numerosas veces entre ellas por Luis XIV de Francia en 1680, por los holandeses en 1730 y finalmente destruido en un asedio que duró 3 semanas por los Franceses en 1734.

Actualmente solo permanece la pared oeste pero sus fundaciones se encuentran intactas.

Para subir caminando tienes que cruzar a Trarbach, tomar el camino a la izquierda y localizar el inicio de la caminata, una serpiente ascendente bien señalizada desde la carretera. Subir te costará entre 20 y 30 minutos y puedes hacerlo solo hasta las ruinas o hasta el mirador que se encuentra unos 10 minutos más arriba mediante una sucesión de escaleras y plataformas metálicas. La caminata es gratuita.

 

Caminata a las ruinas del fuerte Mont Royal

Otra posible caminata es la visita al fuerte Mont royal, una fortaleza gigantesca construida por Luis XIV durante su ocupación de la zona en 1687 con capacidad para más de 12.000 hombres. La fortaleza no tuvo una larga vida ya que fue destruida después del tratado de paz en 1698 por los mismos franceses.

La caminata se hace de manera independiente aunque durante temporada alta es posible contar con tours por la zona donde podrás conocer mejor la historia del lugar.

Más información aquí.

 

Visita el mercado de navidad

En navidad Traben-Trarbach da hogar a uno de los mercados más peculiares del país. El mercado de navidad se realiza en sus bodegas, una localización increíble donde los protagonists principales son el vino y los puestos de artesanías de la zona. El mercado se realiza solo los fines de semana y para evitar multitudes es recomendable visitarlo los domingos a última hora de la tarde.

 

Esperamos que te sea de utilidad y te recomendamos sin duda dedicarle algunos días a esta zona, un turismo más lento, menos masificado y mucho más local y autentico.

Si tienes cualquier pregunta o recomendación no dudes en compartirla en el sistema de comentarios.

Nos gusta la transparencia, así que queremos contarte que este post ha sido patrocinado. ¿Qué significa eso? Significa que por él hemos obtenido una retribución económica o un servicio a cambio.

¡No te preocupes! Te prometemos que NO aceptamos NADA que vaya en contra de nuestro código de ética y TODAS las opiniones y experiencias aquí representadas son UNICAMENTE nuestras y son REALES. Todos los post patrocinados de este blog están especificados como tal y nos permiten seguir adelante con este proyecto.

¡Ayúdanos!

¡Ayúdanos y déjanos ayudarte! ❤

5 % de descuento en todos los seguros de viaje de Mondo.

10% de descuento en seguros de viaje Intermundial.

15€ en tu cuenta N26 gratis (para viajar sin comisiones) con el código valentic0578

35€ de descuento en Airbnb para tu primera reserva

Facebook
Twitter
Pinterest

Siempre al sur

El Refugio

Cada mes nos juntamos de manera digital más de 6500 exploradores para compartir nuestras experiencias de viajes y emprendimiento. 

Recibe la carta mensual con recomendaciones, consejos y las últimas ofertas de trabajo en tu buzón. 

SABER MÁS ⟶

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *