Lee el relato anterior en «

*Post Actualizado / Updated on

Dejamos el Lago Toba para tomar un avión interno desde Medan hasta Padang. El trayecto se puede hacer por tierra sin problemas pero son unas cuantas horas y el trayecto en avión estaba baratísimo, pagamos apenas 20€ por persona.

Tan solo llegar a Padang salimos directamente a lo que sería nuestro siguiente destino, solemos evitar las ciudades siempre que sea posible. Desde allí nos dirigimos a Bukittingui  en una pequeña minivan por 150.000 rupias ambos. En Bukittingui estuvimos casi 5 días descubriendo sus alrededores.

El turismo de la zona es limitado, al igual que en toda la isla de Sumatra en general, y es por eso que estos son los destinos de los que más disfrutamos y a los que más tiempo solemos dedicar, porque muchas veces esconden tesoros que solo es posible descubrirlos con algo más de tiempo.

En Bukittingui no paramos durante los 5 días que estuvimos allí, y eso que la lluvia intentó hacernos quedar en casa. La ciudad como tal no tiene gran cosa más que la torre del reloj que es colonial, pero la gracia de la zona se encuentra en todo lo que puedes hacer alrededor sin apenas irte muy lejos.

 

Qué hacer en Bukittingui, Indonesia

Prueba el Coffee Luwak (Kopi Luwak)

Si te cuento que es el café Luwak te va a dar un poquillo de asco… pero se supone que es uno de los cafés más venerados del mundo, así que sabiendo eso deberías darle una oportunidad.

Básicamente el café Luwak consiste en granos de café fermentados en el intestino de las civetas de las palmeras (un mamífero la mar de mono, anda a buscarlo). Estos bichillos se comen el café, lo pasan por todo su aparato digestivo y finalmente lo cagan, así, tal cual. Una vez lo han expulsado se recoge y se procesa.  Al parecer nuestros amigos son un poco especiales y solo eligen los mejores granos de café, por eso alardean de tal calidad.

Lamentablemente esto en el pasado se hacía de manera «responsable», se tenían a ciertos animalillos controlados en un terreno y se iban recogiendo sus heces conformen iban pasando. Hoy en día muchas granjas hacen la recolección de los granos manteniendo a los Civetas en jaulas donde apenas pueden moverse. Por supuesto te pedimos que te asegures de que en caso de probarlo, lo hagas en una granja tradicional.

Dada la dificultad de recolección del café es uno de los cafés más caros del mundo y ha alcanzado el exhorbitante precio de hasta 500€ por kilogramo.

Este tipo de café solo se produce en Indonesia y en algunas partes de Filipinas.

 

Sal a la caza de la segunda flor más grande del mundo, la Rafflesia

La verdad es que no sabíamos bien que imaginarnos cuando nos hablaron de la segunda flor más grande del mundo, habíamos visto algunas fotos pero creo que no hay manera de explicarlo hasta que no la tienes exactamente delante.

La Rafflesia cuenta con unas 19 especies, algunas alcanzan hasta el metro de ancho de punta a punta y pesan hasta 10 kilos. Las especies más pequeñas de Rafflesia son de apenas 12 centímetros.  La flor no consta ni de hojas ni de tallo y tiene un color rojo particular y un hedor un poco a carne podrida. De hecho, su nombre se traduce a «corpse flower» ya que se alimenta de pequeños insectos que terminan pegados a su región central.

Antes de abrirse

Nosotros ya intentamos ver la Rafflesia en nuestra pequeña incursión en el Taman Negara de Malasia, pero no estuvimos ni cerca. La verdad es que aunque sea una flor enorme no es nada fácil encontrarla si no conoces la zona y no sabes donde hay bulbos nuevos.

La flor suele crecer contra paredes empinadas por lo que es poco probable (no imposible) que te la encuentres por accidente caminando. En Taman Negara no contamos con un guía pero esta vez no queríamos perdérnosla.

Para encontrar la flor puedes hacerlo en Batang Palupuh a tan solo 16 Km de la ciudad. Para llegar hasta allí puedes hacerlo con una moto de alquiler o de la manera en la que lo hicimos nosotros, preguntando en bus y tomando un bus local que costó 8000 Rupias por persona. Allí no encontrarás gran cosa, la entrada se encuentra justo al lado de la carretera y si te diriges por ese camino pensarás que estás caminando por las casas de algún vecino.

Nosotros encontramos a un local al que accedimos pagarle 50.000 rupias por persona (éramos un grupo de 5 porque nos encontramos con más gente en la entrada que no sabían para donde ir o que hacer) para que nos llevara hasta ella.

Como os digo la verdad es que podéis decidiros por caminar y perderos por vuestra cuenta, pero veo complicado que la encontréis, los locales las tienen más que localizadas, saben donde han habido, donde habrán en los próximos días y donde no vale la pena buscarla.

Si te ves medio perdido ve directo a Rafflesia Luwak coffee, allí podrás probar el café y además, en caso de querer un guía, llamarán a uno de los chicos de la zona que sepa donde están las flores.

 

Visita Lobang Jepang

Su nombre traduce a «túneles japoneses» y se refiere a un complejo militar bajo tierra situado en la ciudad de Bukittingui. No hay mucho que ver, pero la entrada es gratuita y es es un acercamiento interesante a una buena parte de la historia de la que sabemos poco o nada. La ocupación de las fuerzas japonesas en territorios como Indonesia.

Los túneles fueron construidos con trabajos forzados de los habitantes de lo que se calcula fueron miles de miles de personas esclavizadas provenientes de toda Java, Sulawesi y Kalimantan. Su construcción comenzó en 1942 con la idea de usarlos como estrategia de defensa y se completaron en 1944 aunque no fue hasta el 1950 que se redescubrieron y hasta 1994 que se abrieron sus puertas al público. Miles de personas murieron en la construcción de estos túneles.

Este tipo de túneles se pueden encontrar en otras ciudades de la zona ya que fue una extendida estrategia de la ocupación japonesa en Indonesia y se usaban mayoritariamente para el almacenamiento de munición, sala de torturas y como prisión.

Solo una pequeña parte de 1,5 kilómetros es accesible al público pero se calcula que cuentan con más de 8 kilómetros de longitud.

 

Date un respiro en Panorama Park

Justo al lado de los túneles encontrarás el Panorama Park, el pulmón de la ciudad. El parque tampoco tiene gran cosa, pero ya estando por la zona no te cuesta nada darle un vistazo y disfrutar de las vistas al Sianok Canyon.

En la zona encontrarás varios «View points» que ofrecen vistas envidiables, una pequeña caminata, un pequeño cementerio tradicional y un mercadillo.

La entrada al parque cuesta 20.000 rupias.

 

Come beef Rendang

Otro de los alimentos importantes y reconocidos de la zona es el Beef rendang. El Rendang es un plato picante originario de Indonesia y suele ser servido para honorar a los huéspedes así como en ceremonias importantes como bodas o celebraciones.

En casi cualquiera de los pequeños restaurantes de la ciudad podrás encontrar Rendang, el más conocido de la zona es el Beff Rendang, es decir, de ternera.

Si no te gusta el picante lo mejor es que te asegures antes de pedirlo que tiene el picante rebajado, suelen hacerlo así para turistas así que no debería ser complicado. Yo por ejemplo no soporto el picante y pude comerlo en el restaurante que elegimos donde además estaba riquísimo.

 

Acude a un Pacu Jawi y a la feria del ganado

Para visitar una de las carreras y ferias de ganado necesitarás más tiempo y más ganas, pero es sin duda una de las experiencias que más nos marcó en nuestra i al país.

Según la tradición, las Pacu Jawi solo se pueden llevar a cabo allí donde se dio el origen a los Minangkabau, la etnia mayoritaria de Sumatra del oeste. La mayoría de los eventos además están enlazados con las poblaciones más agrarias y solo se da en época de lluvias entre las colectas de arroz cuando los campos están vacíos a la espera de la siguiente siembra, por eso se realizan también en diferentes asentamientos (Nagaris). Se originó como un entretenimiento para los ganaderos y es una celebración que ha tenido lugar en la zona desde hace siglos. En el pasado las carreras se realizaban dos veces al año, hoy en día dependiendo de la zona se realizan cada dos meses.

Nosotros no teníamos ni idea de lo que era ni de donde íbamos, pero de la mano de uno de los locales que conocimos en la escuela de inglés terminamos en un pequeño pueblo donde junto con otro chico australiano éramos los únicos extranjeros. Al llegar allí se notaba el ambiente festivo, y aunque comenzó a llover no hubo una sola alma que se moviera de la zona. Escribiremos un artículo completo al respecto porque hay mucho que contar.

Pásate por una escuela de inglés y charla con los estudiantes

Algo que se nos comenzó a hacer común en Indonesia es ser «secuestrados» por la calle mientras caminamos y llevados a una escuela de inglés a charlar con los alumnos durante cosa de media hora. Lo hicimos en Bam en Irán, lo hicimos en Pakistán y obviamente no íbamos a negarnos ahora en Indonesia… tanto así que cuando nos aburríamos lo que hacíamos era buscar escuelas y caminar por los alrededores, sabíamos que sí o sí íbamos a acabar dentro.

Para nosotros fue una manera fantástica de dar algo de vuelta y de conocer aún mejor a la población local. La mayoría de los alumnos suelen ser adolescentes con millones de preguntas que además te darán recomendaciones para conocer la zona.

Sin duda nuestro pasatiempo preferido en el país.

 

Camina por el centro y por los mercados.

Bukittingui significa colina alta y tiene sentido, el centro de la ciudad se encuentra justo en la coma e una pequeña colina que además está marcado por la inconfundible torre del reloj del estilo colonial que te servirá de guía en la ciudad.

La torre fue construida en los años 20 por la ocupación holandesa y ha sido adaptada a los diseños Minangkabau desde entonces.

Además de la torre encontrarás pequeñas callejuelas y mercadillos por los que puedes perderte sin problemas tanto de día como de noche.

 

Dónde dormir en Bukittingui

Nosotros los alojamos en una pequeña guest house en una habitación doble con baño compartido (y agua fría) sin muchos lujos situada cerca del centro de la ciudad llamada Friendly Guesthouse por 175.000 rupias. Justo al lado se encuentra el lugar donde van la mayoría de mochileros, el Hello Guest house (por sus precios) aunque tampoco no os esperéis nada especial.

Toda la zona en general está llena de pequeños negocios donde podrás dormir con o mayor lujo, te dejamos con un mapa con todas las opciones para alojarte.

 



Booking.com


Si sabes de algún otro lugar que recomiendes no dudes en dejarlo en los comentarios.

 

Sigue leyendo en »

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

No Comments Yet

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

221 22
545 36
534 298
387 32
325 60
318 207