El interior de Kerala, Munnar y sus plantaciones de té

Lee el relato anterior en «

Después de pasar unos 4 días en Allepey descubriendo los canales y la vida local de la ciudad era el momento de dirigirnos hacia el que sería nuestro último destino en India, la ciudad de Madurai, pero no sin antes hacer una pequeña parada en las plantaciones de té de Munnar y conocer un poco más de la zona interior del estado de Kerala.

Munnar, al igual que todos sus alrededores, basan su economía en casi que una sola cosecha, el té. La gran mayoría de la zona es propiedad de Tata Motors, compañía de coches india que hoy en día tiene a Jaguar entre sus marcas de renombre. Tata Motors es una empresa GIGANTESCA visible en gran parte del país y que como podrás ver no solo se enfoca en coches haciendo del té uno de sus activos más importantes.

Para entender Munnar (al igual que Sri Lanka, pero si vais para allí podéis verlo todo luego en este blog también) tenemos que remontarnos a la época colonial, momento en el que los ingleses se hacen con el territorio del subcontinente y lo explotan al máximo para el importe de una de sus especies más sagradas, el té.

La mayoría de los trabajadores de los campos de té, tanto en Munnar, como en Sri Lanka son Tamil, es decir, originarios de la etnia Tamil Nadu, estado colindante con Kerala. Los Tamil trabajan el té en condiciones en las que desde el primer momento otras etnias se negaron a aceptar y han formado parte de sus costumbres y cultura desde entonces. Lamentablemente esas condiciones no han apenas mejorado y hoy en día los Tamil son una de las etnias económicamente más castigadas del país.

Cómo llegar a Munnar, Kerala

Desde Allepey tomamos un bus turístico (un poquito pijo pero no había otra opción ese día) que nos dejó directamente en Munnar, el bus costó 710 rupias para ambos pero por la distancia seguro que si planeas bien el viaje encontrarás un bus local mucho más barato. Una vez en la ciudad puedes alojarte en la parte nueva o la parte antigua, la verdad es que los precios son bastante más altos que en el resto del país por lo que nos costó bastante encontrar algo en nuestro presupuesto. Finalmente nos alojamos en Safa Logde en una habitación doble con baño privado. Eso sí, el sitio contaba con televisión satélite y se encontraba en excelente estado.

También es posible llegar a Munnar desde Madurai (puedes darle un vistazo al post sobre Madurai para ver el camino).

Moverte por Munnar es más complicado, puedes hacerlo andando, alquilando un tuktuk durante el día o alquilando una motocicleta. Nosotros intentamos la tercera, pero contra todo pronostico no nos lo permitieron por no contar con el carnet de moto (algo que la verdad no nos parece malo, solo nos sorprende porque no es lo común por la zona) así que finalmente nos decantamos por una mezcla entre la opción uno y dos, fue suficiente.

Dónde dormir en Munnar

Como os decíamos nos alojamos en Safa Lodge y pagamos 700 rupias la noche (9€), este alojamiento como muchos otros no se encuentra online y nosotros, al viajar con mucho tiempo, somos de los que caminamos la ciudad en búsqueda del mejor lugar para dormir sin ir con reserva de antemano a menos que sepamos que llegamos de noche.

Como sabemos que no es lo más normal puedes dar un vistazo aquí por si encuentras algo que se adapte a tu bolsillo y gustos.

Qué hacer en Munnar, Kerala

Cómo os decíamos lo primero y lo más común es recorrer los campos de té y empaparse de su cultura. Es posible hacerlo por tu cuenta sin problema así como hacerlo de la mano de un guía que te irá explicando un poco de que va el tema, te contará sobre el proceso de recolección del té y un par de curiosidades más que seguro te gustará conocer.

Nosotros lo hicimos por nuestra cuenta y contamos con el conductor del Tuktuk que resultó ser un tipo super enrollado y amable y nos iba explicando todo lo que le preguntábamos (si es que lo sabía). El tuktuk durante el día nos costo 600 rupias y la verdad es que nos hizo la vida mucho más fácil ya que como digo no solo nos sirvió de transporte durante el día sino que también hizo sus veces de guía.

Para poder hacer lo mismo solo tienes que dirigirte a la estación de tuktuks de la ciudad, allí solo con verte la cara te ofrecerán el viaje, recuerda regatear, pero sobre todo recuerda que el itinerario quede más o menos claro. Ellos suelen ofrecerte una ruta bastante general la cual suele incluir un jardín de especies donde te explican la segunda parte de la economía de la zona, la recolección de especies como cardamomo y pimienta entre otros.

Normalmente estos jardines son de entrada gratuita o no deberían costarte más de 100 rupias por persona, el jardín al que termines yendo dependerá de tu conductor ya que lo más probable es que ellos se lleven un pellizco tanto de tu entrada como de tus compras si es que las haces.

La verdad es que no somos mucho de estas cosas pero la tienda tenía cositas super bien a muy buen precio, compramos un par de botes de stevia, algunas especies para regalar y jabones hechos a mano, la verdad es que compramos bastantes cosas y en total nos costó 390 rupias. Al final muchos de esos detalles terminaron en el árbol de navidad ya que nos gusta regalar cosas que se puedan usar por lo que terminó siendo una genial idea contra todo pronostico además de ser interesante.

Finalmente lo más probable es que pases por un mirador un par de cascadas antes de volver a la ciudad.

 

No nos quedamos mucho tiempo en la ciudad porque resultó ser un momento de celebración en el templo que se encontraba justo en frente de nuestro alojamiento y los cánticos no paraban durante todo el día por lo que para trabajar era completamente imposible concentrarse. Bueno sí, paraban únicamente cuando la mezquita de la zona llamaba al resto a la población musulmana, algo que nos resultó bastante adorable y una muestra de la convivencia de varias religiones en la zona. Así que un par de días después decidimos seguir nuestro camino hasta la que sería nuestra última parada en el país después de casi 90 días de viaje por India. La ciudad de Madurai.

Sigue leyendo en »

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.