Lee el relato anterior en «

*Post Actualizado / Updated on

Cambiar de país siempre es difícil, al menos para nosotros que después de pasar los últimos días tirados al sol en las playas de Negombo en Sri Lanka realmente no queríamos hacer nada, pero el visado se acababa, el viaje seguía y ya teníamos el billete de avión, así que nos armamos de valor y terminamos aterrizando en Kuala Lumpur.

De Malasia y de Kuala Lumpur la verdad no esperábamos nada, no teníamos ni idea de que nos íbamos a encontrar y siendo sinceros no echábamos nada de menos las grandes ciudades, supongo que de ahí nuestras pocas ganas. Sin embargo, Kuala Lumpur nos sorprendió y nos dejó encandilados entre otras cosas por su diversidad y por supuesto, su comida.

Estuvimos cuatro días enteros en la ciudad, aunque la mayoría de los turistas pasan dos o tres días como máximo en Kuala Lumpur. Desde luego Kuala Lumpur puede visitar en dos días sin problema si no te importa ir corriendo un poco, nosotros como ya habrás leído, somos de tomarnos un poco más de tiempo y la verdad cuatro días se nos quedaron cortos para semejante urbe.

Cómo ir del aeropuerto a Kuala Lumpur.

Hay dos maneras para ir del aeropuerto al centro de Kuala Lumpur, el tren y el bus. Por supuesto siempre tienes la opción del taxi pero para esa no necesitas una guía 🙂

Ir de Kuala Lumpur al Aeropuerto en tren:

La opción más conocida es el KLIA Express, una linea non-stop que une KL Sentral con ambas terminales. Es una opción genial si llegas o te vas a una hora un poco dramática o tienes prisa. El trayecto es de menos de 30 minutos y el ticket por persona cuesta 55 RM por un viaje y 100RM ida y vuelta. También puedes tomar el KLIA Transit, cuesta lo mismo pero este tiene más paradas.

Ir del aeropuerto a Kuala Lumpur en bus:

La opción más barata para llegar al centro de la ciudad y la verdad bastante fácil. Nada más salir de la terminal encontrarás un pequeño quiosco de Sart shuttle. Nosotros pagamos 24 RM por ambos (es decir, 12 cada uno) y en cosa de una hora ya estábamos en la ciudad. Los buses la verdad son cómodos y tienen aire acondicionado así que no es una opción para nada problemática.  Puedes tomar el ticket ida y vuelta por 20RM

 

Transporte público en Kuala Lumpur

Vete familiarizando con KL Sentral (sí, con s) ya que será el lugar por el que probablemente pasarás más veces durante tu estancia en Kuala Lumpur. Es la estación central de trenes y buses y hace de intercambiador gigante por lo que a toda hora está a reventar de gente. Allí donde te quedes si tienes alguna linea que te lleve a KL Sentral entonces estarás servido con el resto de la ciudad.

Tipos de transporte público en Kuala Lumpur

Lineas de tren

Lo que yo resumiría en «metro» en Kuala Lumpur lo tienen dividido en varios sistemas, el KTM (Komuter), el MRT (Mass Rapid Transit) y el LRT.

  • El MRT conecta el centro de la ciudad con los puntos más turísticos, el ticket simple cuesta de RM1.10 (0.25€) a RM6.40 dependiendo del trayecto, los precios
  • El KTM es el más enfocado al transporte de los locales exceptuando la linea que conecta con las Batu Caves.
  • EL LRT es sin duda el sistema más usado y el que llega más lejos conectando la ciudad con puntos del extraradio. El precio del ticket es de RM0.80 a RM9 dependiendo del trayecto.

Aquí puedes calcular tu tarifa y aquí puedes ver un mapa de las estaciones. La estación central para cualquiera de los casos es KL Sentral.

Buses urbanos gratuitos, sí, gratuitos.

Para que se te abran los ojos como platos, Kuala Lumpur cuenta com varias lineas de bus completamente gratuitas para moverte entre las atracciones turísticas más importantes. Todas ellas forman parte del  Go KL City Bus. El Go KL City bus fue inaugurado en 2012 y además de ser gratuito cuenta con Wifi y una frecuencia de 5 a 10 minutos de 6AM a 11PM durante los días de la semana y de 7AM a 11PM los fines de semana

Es una pasada esta ciudad. Puedes encontrar el mapa de todas las paradas disponibles aquí.

 

Tickets y precios del transporte público en Kuala Lumpur

Imagínate Kuala Lumpur como cualquier ciudad europea, los tickets los podrás comprar en las maquinas expendedoras a las afueras de la estación.

Tarjetas magnéticas

Si planeas moverte bastante por la ciudad entonces lo más recomendable es que compres una de las tarjetas magnéticas . Touch N go», cuestan solo 20RM (4€) de los cuales 10RM ya es crédito. La tarjeta la podrás recargar fácilmente en casi cualquier estación y los precios del transporte serán más baratos.

La tarjeta la puedes comprar en las estaciones principales como KL Sentral o incluso en el aeropuerto.

Tickets sencillos (Tokens)

También puedes moverte solo comprando billetes sencillos que más bien son «moneditas» similares a las que usábamos en Islamabad, Pakistán, para movernos por la ciudad.

Las moneditas tienes que comprarlas también en las maquinas expendedoras y tendrás que saber en que parada quieres bajarte exactamente para poder usarla ya que dependiendo del trayecto te costará más o menos.

Atención, usa solo la cantidad de dinero exacta ya que la maquina no devuelve cambio.

Buses para salir de Kuala Lumpur al resto del país

Para salir con bus lo más probable es que tengas que pasar por alguna de las dos estaciones que conectan la ciudad con el resto del país.

Terminal Bersepadu Selantan (TBS)

La terminal de buses más importante y de mayor tamaño de la ciudad, se encuentra a unos 12 Km del centro de Kuala Lumpur y es posible llegar sin ningún tipo de problema tanto con KTM, LTR o incluso buses interurbanos.

Pudu Sentral

Una estación relativamente pequeña pero muy conveniente ya que no tienes que salir de la ciudad, algunas lineas que se dirigen al norte del país aún hacen su salida desde aquí aunque lo más probable es que encuentres más opciones en la terminal.

 

Qué ver en Kuala Lumpur

Las torres Petronas

Seguro que las has visto en alguna foto o al menos escuchado su nombre, las petronas son un símbolo de la ciudad que se levantan en el skyline hasta 452 metros desde 1998. Durante unos años fueron el edificio más alto del mundo.

Una de las actividades más comunes entre turistas es visitarlas tanto por fuera como por dentro. Para subir podrás hacerlo hasta el piso 41 (la pasarela que ves en medio). Si lo haces con una visita guiada podrás subir hasta el piso 86 (el piso más alto es el 88).

Toda su arquitectura está altamente influenciada por el Islam, la religión mayoritaria del país. Lo veras en su forma de estrella de ocho puntas así como en las continuas representaciones a los cinco pilares del Islam.

La mejor manera para visitarlas es comprar tu entrada de antemano, así ya tienes una hora asignada y no tienes que esperar. También puedes ir por la mañana pero entonces dependiendo de la hora a la que acudas te tocará un horario u otro.

El precio de la entrada es de 85 RM para adultos (18€) y hay descuentos para niños y mayores de 60 años. Tienes 50 minutos para estar en el interior. Lleva tu documento de identidad o pasaporte contigo. Puedes comprar la entrada (y elegir la hora) online sin colas aquí por 25€

Horarios de apertura: de 9 AM a 9PM exceptuando los lunes y viernes.

Cómo llegar:

Toma el LRT hasta KLCC, no será difícil encontrarlas.

 

Sal del barullo y sube hasta Batu caves

La segunda atracción más conocida de la ciudad son las Cuevas de Batu (más conocidas por el mundo como Batu Caves). Su nombre proviene de Sungai Batu, el rio que pasa a su lado. Las cuevas son de echo un templo Tamil, el más popular fuera de India y está dedicado al dios Murugan.

La entrada es gratuita.

Horario de apertura: de 7 am a 7 pm, cuanto más temprano vayas mejor.

Cómo llegar:

Las cuevas son de fácil acceso desde la ciudad, ve a KL Sentral y por solo 2,6 RM tendrás tu ticket.

 

Disfruta de las vistas desde la torre Menara.

La torre de televisión Menara y sus 421 metros (antena incluida) cuenta con un punto de observación que ofrece una vista panorámica de toda la ciudad. La torre fue completada en 1995  y al igual que la torre de televisión de Berlín incluye un restaurante rotatorio en el que puedes tener una cena con vistas a la ciudad.

Igual incluso tienes suerte y pillas la carrera anual que se realiza en la que se compite para llegar hasta la cima en el menor tiempo posible, se suele celebrar en abril.

Horario de apertura: de 9AM a 10PM todos los días

Precio de la entrada: 49 RM si solo subes hasta el observatorio de de cristal pero también puedes hacerlo hasta el Sky Deck (sin cristales de por medio) por 71 RM, precios reducidos para niños. Puedes comprar tu entrada online aquí.

Cómo llegar:

Toma el LRT hasta la estación Hang Tuah y de allí puedes cambiar al monorail a la estación Bukit Nanas. Desde la estación hay un bus gratuito que te conecta con la torre y sale cada media hora.

 

Cena en Alor Street (Jalan Alor)

Bueno, en general come hasta reventar en cualquier lado, pero si quieres algo particular entonces dirígete hacía el mercadillo de Alor Street. El mercadillo solo se prepara cuando el sol comienza a caer, es entonces cuando los comercios colindantes preparan sus toldos y la calle toma vida.

Encontrarás de todo en Alor Street, toda la comida que te puedas imaginar. Eso sí, los precios, para ser comida en la calle, son más elevados de lo normal, pero tampoco es que sean caros ni mucho menos.

Cómo llegar:

Puedes tomar el Go KL City bus (gratuito) hasta Bukit Kintang y desde allí caminar unos metros.

 

Visita el precioso templo budista «Thean Hou Temple»

Sin duda uno de los lugares que más nos gustó de la ciudad, no viene mucho a cuento pero me sentí un poco como si  estuviera en una película de disney. El templo es precioso y lleno de color, además es muy probable que apenas haya algún turista ya que se encuentra un poco alejado del circuito turistico pero vale totalmente la pena.

El Thean Hoy Temple fue completado en 1987 y es uno de los templos chinos más grandes del sudeste asiatico.

La entrada al templo Tehan Hoy es gratuita

Cómo llegar:

Para llegar al templo hay que caminar un poco, o eso o tomar un taxi. Lo que nosotros  hicimos fue tomar el KTM hasta Mid Valle Station y de allí caminar poco a poco hasta la entrada, hay una pequeña subida hasta el templo (llovió en medio y paramos a tomarnos un chai).

 

Disfruta del Jardín botánico de Perdana

Uno de nuestros seguidores en Instagram nos recomendó la visita al Jardín botánico y la verdad es que nos sorprendió.  Es importante mencionar que viajamos a Malasia durante época de lluvias (que novedad, desde India que llevamos moviéndonos por el mundo bajo la lluvia) por lo que la humedad era bastante importante pero creo que también por eso pudimos disfrutarlo como niños.

En medio del jardín se largo a llover como si no hubiera un mañana y por un momento nos sentimos como en la selva sin apenas habernos movido de la ciudad. Si además eres de los que disfrutas de las plantas (mi madre se lo habría pasado teta) tiene que ser alucinante, no sé cuantas decenas de orquídeas se encuentran en sus terrenos. En cualquier caso saber de lo que estás mirando no es imprescindible en esta ocasión, nosotros sin tener ni idea lo disfrutamos.

Precio de la entrada: La entrada al jardín es gratuita, para entrar al jardín de mariposas y de aves has de pagar 25 RM. Si lo prefieres puedes hacer una visita guiada por el jardín

Cómo llegar:

Puedes tomar los buses B115, B112 o el KTM hasta la antigua estación (Old Kuala Lumpur Station)

 

Piérdete por las calles de Chinatown

Como te contábamos, uno de los motivos por los que Kuala Lumpur nos conquistó fue por su variedad. Malasia en general es un país increíblemente diverso y eso es algo que veríamos acentuado a lo largo de todo nuestro recorrido, en cualquier lugar de su territorio.

En Kuala Lumpur puedes sumergirte en una pequeña china caminando por las calles de Chinatown. Te sentirás como si estuvieras en otro país.  Una vez allí no dudes perderte por las calles y los templos de la zona, hay algunos preciosos y si eres respetuoso en todos eres bienvenido.

 

Y finalmente es el turno de Little India

Nada más explicativo que el nombre, un pequeño enclave indio en la capital malaya. En Little india aprovechamos para comer uno de los mejores Chicken tandori hasta la fecha (que curiosamente no comimos en India porque en India apenas si teníamos el estomago para ingerir nada mucho menos íbamos a jugárnosla con carne).

En sus calles podrás encontrar tiendas de coloridos Sarees y templos hindúes. Al igual que en Chinatown, te sentirás como si estuvieses por unos instantes en otro país.

 

COME, COME y COME

Ha mil cosas más que hacer, pero sobre todo COME. Para nosotros llegar a Malasia fue una bendición, especialmente después de los 8 kilos que perdí en India y del repetitivo Kothu de Sri Lanka. Finalmente aterrizábamos en el paraiso de la comida.

Da igual donde vayas, la mayoría de los food courts que se «improvisan» cada noche en pequeños callejones de la ciudad te servirán para la labor. La comida en general en Malasia es bastante salubre (al menos comparado con cualquier país de Asia que hemos visitado hasta hora) y es deliciosa. La variedad de los ingredientes y la mezcla de recetas y sabores es algo que la hace única. En Malasia y especialmente en Kuala Lumpur podrás probar probablemente la mejor comida de toda Asia.

 

 

Como ves, nos dijeron que no había nada que hacer en Kuala Lumpur y casi lo creemos, por suerte terminamos 5 días en la ciudad y pudimos aprender a amarla. Kuala Lumpur nos encantó contra todo pronostico, sobre todo teniendo en cuenta que no somos especialmente partidarios de largas paradas en grandes ciudades así que no te creas nada y dale una oportunidad.

 

Sigue leyendo en »

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

2 Comentarios
  1. This is so helpful. I will be travelling to Kuala Lumpur on my own too, and seeing your blog is a really big help. This made me more excited!!!! xoxo Mahima

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

221 22
545 36
534 298
387 32
325 60
318 207