*Post Actualizado / Updated on

Bali, uno de los destinos más explotados por el turismo en los últimos años es aún un lugar bastante interesante por visitar. La verdad es que uno de nuestros miedos era terminar en un lugar repleto de gente, sin nada que hacer y odiando la isla por completo, por eso la dejamos para nuestro último destino de nuestros dos meses de viaje por Indonesia, por si no nos gustaba.

La verdad es que Bali, incluso esperándonos los peor llegó a sorprendernos, es verdad que la saturación del turismo se hace notar y se ve claramente en muchas ocasiones, pero también es verdad que es bastante fácil evitarla y que con apenas alojarte unos pocos kilómetros a las afueras de las ciudades disfrutaras de una vida bastante local con lo bueno del turismo en masa (como buenos y variados restaurantes a buenos precios).

Dentro de Bali nos movimos por la isla todo lo que pudimos y el tiempo nos dejó, así que venimos con esta guía completa de Bali y con un montón de planes para tu tiempo en la isla.

 

¿Cómo llegar a Bali?

Lo más probable es incluso que hayas aterrizado en Denpasar, pero si vienes de un viaje un poco más largo, o de otros puntos del país te dejamos con esta pequeña guía para encontrar tu camino.

 

Llegar a Bali desde Lombok

Es posible encontrar transportes directos desde Kuta Lombok a Padangbay por unas 180.000 rupias por persona.

Si no vienes desde Kuta puedes hacer tu ruta hasta el puerto de Lembar y desde allí tomar el ferry a Padangbai por 46.000 rupias por persona.

 

Llegar a Bali desde Java

Si por ejemplo vienes de tu visita al visita al Monte Bromo lo más probable es que termines en Probolinggo, desde donde lo mejor es tomar un tren a Banyuwangui desde 27.000 rupias por persona.

Una vez en Banyuwangui has de pillar el ferry a Gilimanuk (40 minutos y 8000 rupias por persona).  Y ya desde Gilimabuk puedes tomar un bus a local a Denpasar (la capital de Bali) o seguramente hasta tu destino. Nosotros por el bus a Denpasar pagamos 50.000 rupias por persona. El bus te dejará probablemente en la estación de Ubung.

Lo más probable es que también encuentres transfers directos hasta tu hotel (tipo minitaxis)

 

¿Cómo moverte en Bali?

 

Moverse tanto en Bali como en Lombok en transporte público es todo un lío, muchos te dirán que el transporte público no existe y no es verdad, el problema es que aparte de los transfers de turistas, los pequeños bemos solo cubren trayectos muy cortos por lo que aunque es posible llegar a cualquier (o casi cualquier) lugar del a isla en ellos (además de muy barato) tendrás que hacer millones de cambios.

Lo más común para moverte por Bali es alquilar tu propia moto, esto conlleva ciertos riesgos y cosas que tenemos que contarte porque no podemos simplemente ponerlo aquí sin contarte todo lo que sabemos.

Lo primero es que para alquilar una moto en Bali normalmente no te pedirán nada (aparte del dinero), pero eso no significa que no lo necesites. La realidad para hacerlo legalmente es que necesitas tu carnet de conducir de moto. Atención, muchos españoles piensan que su licencia B de conducir (la de coche) sirve para conducir motos de hasta 125 cc, esto es correcto, pero SOLO EN TERRITORIO ESPAÑOL, ni tan solo en Europa, por lo que tienes que tener en cuenta que puede ser un problema con tu seguro de viaje (en este post por ejemplo te explicamos cosas como esta) o con la policía.

La policía, por lo que leímos (y solemos leer en muchos sitios que visitamos y donde conducimos, por por ejemplo, en Sri Lanka) suelen ser corruptos que solo quieren tu dinero. Sinceramente en más de 15 días en la isla NUNCA nos pararon. Lo que sí que vimos es que mucha gente se metía en contra dirección, iba sin casco y otras cosas bastante absurdas… vamos, receta para un desastre. Vamos que si fuera policía yo trabajando en Bali habría parado a todo blanco que viera sabiendo que el 90% conducen sin la licencia adecuada pero aún así no lo hacen y de verdad que solo vimos gente parada cuando habían cometido una infracción.

Dicho esto, una moto te costará desde unos 50.000 a 80.000 rupias al día, es negociable el precio si la alquilas varios días. Es importante que revises un poco el estado de la moto porque en muchos casos tienen o poco o nada de mantenimiento y se convierten en trampas mortales. ATENTO a que tengan un cubierto el tubo de escape si no quieres acabar con una preciosa quemadura en la pierna (porque suele suceder TANNNNN a menudo que es exagerado).

La otra opción en caso de no querer arriesgarte o en caso de ser más de dos es la de alquilar un coche con conductor o usar Grab o Ojek (tipo Uber), los precios de Grab no son realistas con los precios de Bali, así que es muy común que los conductores pidan más dinero una vez hayan aceptado la carrera, negocia con ellos pero no cortes de cero porque de verdad que hablamos con muchos conductores en la isla y por ejemplo el precio que nos apareció para llevarnos de Canggu al aeropuerto (que parecía como si fuera media hora) no era realista para la hora y media que estuvimos en el camino entre carreteras cortadas y tráfico.

Aquí por ejemplo puedes contratar un traslado desde o al aeropuerto por un precio más que razonable y con antelación y aquí puedes contratar un coche con conductor en caso de que seáis un grupo más grande y lo querráis para todo el día o varios días,

 

¿Qué hacer en Bali?

Monkey Forest

Hay muchas cosas en Bali en general que desde luego no me parecieron indispensables, sobre todo las que se encuentran más cerca de la ciudad. Digo esto sabiendo que llegamos de un viaje por Asia que ya duraba más de una año y que por lo tanto, muchas cosas que nos encontramos aquí ya habíamos visto en otros lados, por ejemplo el Monkey Forest.

Lo bueno: Es un lugar bonito, los arboles crecen a su antojo y crean estructuras impresionantes, las esculturas que adornan el lugar y en general la atmósfera lo hacen un lugar donde sin duda una caminata se disfruta.

Lo malo: la entrada son 50.000 por persona (de las más caras de las atracciones de la zona), hay una buena cantidad de gente, si ya has visto monos en algún otro lado sencillamente no verás nada muy nuevo. Además, al haber tanta gente que lamentablemente alimenta a los monos estos se han vuelto ligeramente agresivos por lo que hay que ir con cuidado con las pertenencias.

 

Visita Nusa Penida y nada con Manta rayas

Uno de los planes que no tuvimos tiempo de hacer fue la visita a Nusa Penida y nadar con manta rayas. La verdad es que muchos de los planes que incluyen animales me dan un poco de cosa porque nunca sé si se trata de algo respetuoso y prefiero ponerme a leer mil cosas antes de visitarlo. Además, al ser en otra isla como tal (aunque muy cerca de Bali y totalmente bien conectada) era movernos demasiado y pasamos la mayoría del tiempo en el norte y centro de la isla.

No tengo referencias de esta excursión me temo porque como os decimos, no la realizamos pero la dejamos por aquí por si te parece interesante. Eso sí, por favor, compórtate como una persona y no molestes a los animales, no te acerques demasiado y NO los toques y si ves que estas normas no se respetan y las Rayas son acosadas por favor, no promuevas la experiencia y háznoslo saber.

Puedes contratar un tour que te lleva desde Bali durante todo el día e incluye el nado con rayas además de un par de cosas más aquí. O puedes contratar solo el traslado en lancha rápida a Nusa Penida aquí. 

 

Penglipuran

A unos 30 kilómetros de Ubud  encontrarás Penglipuran, un pequeño pueblo anclado en el tiempo que hoy en día se abre cada día para turistas.

Penglipuran es una muestra de la arquitectura local en perfecta conservación, es una población pequeña pero cuidada y restaurada para mostrar lo mejor de lo que es un pueblo tradicional de la zona.

No os esperéis nada «escondido» es un pueblo que vive por y para el turismo, una buena cantidad de las casas hospedan pequeños negocios de souvenirs o restaurantes y cafeterías. Aún así es bonito de ver y cuando lo visitamos no había mucha gente.

La entrada cuesta 30.000 rupias por persona y puedes ver toda la información sobre Ubud y sus alrededores aquí.

 

Pura Ulun Danu Beratan

Probablemente una de las estampas más conocidas de Bali es la foto de este templo en el agua más fácilmente conocido como Pura Bratan.

El templo se encuentra en el lago que lleva su nombre, Braran en medio de las montañas Bedugul y es uno de los templos más importantes de la zona (también de los más grandes). Fue construido en el 1633 en honor a la diosa Dewi Danu agradeciéndole por el lago ya que su agua es usada en la mayoría de cultivos de la zona.

Su torre principal, de nada más y nada menos que 11 pisos, está dedicada a Shiva y a Parvati.

Entrar te costará 50.000 rupias y al igual que en otros templos de la zona no podrás acceder a las zonas de oración reservadas únicamente para locales. Puedes llegar al templo desde Munduk o desde Ubud (toda la info de cada ciudad haciendo click).

 

Sube hasta la cima del volcán Batur

SI te gustan las caminatas entonces el volcán Batur y la subida hasta su cima puede ser una opci´n de lo más interesante. A nosotros nos chiflan pero nos gustan hacerlas por nuestra cuenta al giusl que hicimos con el Volcán Rinjani y con Bromo pero lamentablemente al ser Bali la isla más turistica la mafia de los tours hacen la subida por tu cuenta casi imposible.

No estabamos con ganas de pelearnos con nadie e intentarlo y desde luego ya habiamos tenido algunas subidas épicas a volcanes en el país así que en este caso pasamos pero puedes contratar un tour aquí para hacer la caminata.

 

‘Disfruta de una cerveza en la playa al atardecer

Sin duda lo que no va a faltar en Canggu son locales de moda a la orilla del mar con buena música de fondo. Si lo que quieres es pasar una noche agradable entonces una buena manera de comenzarla es visitando la playa al atardecer y apalancarte en uno de los locales que ofrecen lo mencionado.

Si no eres de sentarte en un bar no te preocupes, siempre puedes comprar una cerveza donde mejor te parezca y disfrutar de una caminata por la arena mientras cae el sol.

 

Pasea por los arrozales del interior

Como te contaba nos alojamos en medio de arrozales tanto en el caso de nuestras estancia en Ubud como en nuestra estancia en Canggu, y en ambos lados disfrutamos mucho de nuestras caminatas por los alrededores.

Las tardes eran especialmente llamativas, sobre todo en Canggu, no sé si se trata de algo temporal o sucede todo el año pero el cielo de la zona se llenaba de cometas de los chicos del barrio (muchas de ellas bastante chulas) con las que jugaban hasta el atardecer. La verdad es que era hermoso verlos levantar sus cometas, perderlas en medio de los campos de arroz y salir a su rescate.

Si no tienes mucho tiempo pero quieres descubrir la Bali más rural también puedes hacer este tour en bicicleta por los campos de arroz.

 

 

Sal en búsqueda de cascadas, Bhuansari Waterfall

Toda la zona norte de la isla está llena de cascadas. Como siempre decimos algunas valen la pena, algunas no, depende un poco de la suerte. En este caso buscábamos las cascadas Banyumala y terminamos en otro lado muchísimo mejor.

Es un conjunto de cuatro cascadas por el que aún se puede caminar (la zona es natural y no está construida como en muchos otros casos) y cada cascada es más impresionante que la anterior. Aunque solo sea por la caminata ya vale la pena ir hasta allí.

La entrada son 10.000 por persona y el parking de la moto 5000 y he de decir que como mínimo cuando fuimos el lugar estaba muy limpio. Por toda la zona hay un montón de cascadas así que si os hace pegaros el día de una en otra ya sabéis. Os voy a poner un montón de fotos porque es de mis cascadas favoritas de todo el país.

Comienzas llegando a un par de cascadas, una alta pero muy delgadita y una muy ancha pegada a la pared, junto a ellas hay un pequeño altar, son el primer plato pero si sigues el camino seguirás encontrando sorpresas cada vez más impresionantes.

Esta última es la que le da el nombre a la zona, verás una pequeña roca con el nombre de Bhuana Sari, pero como os decíamos no es ni mucho menos la única.

De allí pasarás por dos más, unas pequeñas gemelas que puedes admirar desde arriba o disfrutar su agua helada directamente en la base y finalmente una enorme cascada que te dejará la boca abierta.

Estas cascadas no la vais a encontrar en google maps, al menos no ahora que escribo esto, y cuando nosotros la visitamos no estaba en NINGÚN mapa. Hoy en día existe en Maps.me donde con el nombre encontraréis la localización, no lo ponemos más fácil porque sinceramente nos da miedo que termine como alguno de los panoramas selfies…

 

Tudak Cepung

Otra de las muchas cascadas que visitamos en Bali que si que nos gustaron fue Tudak Cepung. Muchas nos las mencionamos por aquí porque realmente no tienen nada de interesante (tampoco las vimos todas ni mucho menos y sinceramente hay cascadas para cansarse) pero Tudak Cepung aún tiene un poco de magia.

Se encuentra a unos  25 kilómetros de Ubud en dirección al templo Besakih y la entrada cuesta 10.000 rupias por persona. Una vez allí bajarás por unos escalones y llegaras hasta una pequeña cueva, la caminata no es muy larga pero es agradable y siempre puedes aprovechar para seguir el camino rio abajo y descubrir un poco más la zona.

Para ver qué hacer en Ubud puedes ir aquí.

Surfea hasta cansarte

La mayoría de los que hacen base en el sur de la isla, especialmente en Kuta o  Canggu lo hacen para hacer surf (y en el caso de Kuta para ir de fiesta al estilo Mallorca para los alemanes…), nosotros la verdad nunca nos hemos puesto muy en serio y si bien siempre lo «intentamos» con tristes resultados no suele ser nuestra actividad número uno. Pero si lo que te gusta es surfear entonces has llegado al punto correcto de la isla.

Al ser uno de los negocios más populares de la zona no esperes precios bajos. Alquilar una tabla te costará unas 100.000 rupias al día aunque puedes encontrar descuentos si alquilas por una semana. También podrás hacer clases de sur por unos 30 – 35 USD

 

Tegalalang Rice Terraces

Probablemente las terrazas de arroz más famosas de Bali aunque también las más sobrevaloradas. Si vienes de otros países asiáticos o ya estás familiarizado con las terrazas de arroz la verdad es que te puedes saltar completamente este punto. Nosotros como teníamos 8 días pues acabamos allí una buena mañana para poder contarlo. La foto es bonita, como siempre en los arrozales.

Estas terrazas en particular (que no son ni mucho menos las únicas de la isla) se encuentran a unos 15 km de Ubud. Para entrar nos pidieron una donación (que espero que como mínimo vaya para los agricultores de la zona) y la verdad no fue nada de este mundo.

La mayoría de los turistas va aquí hacerse la ya más que repetida foto con el columpio… que por cierto, cuesta 160.000 rupias y las colas son para partirse de la risa.

 

Museo de mascaras, Setia Darm House

Después de nuestra visita al museo de marionetas de Java decidimos pasarnos a ojear el museo de las máscaras en Ubud y la verdad es que no nos arrepentimos. Puede parecer un plan aburrido pero sinceramente es interesante, obviamente si tienes unos días o tiempo extra en la ciudad.

Además de máscaras de la zona encontrarás también máscaras de otros países (y continentes) así como algunas marionetas. Nos pareció la combinación perfecta para completar el museo de Java.

La entrada es gratuita a donativo (al menos unas 15.000 rupias se agradecen) y está abierto de 8am a 4pm.

 

Saraswati Temple

Localizado en el centro de Ubud, junto con otros templos, encontrarás un templo rodeado de agua y lotus que florecen al atardecer. Al igual que en la mayoría de los templos de la ciudad y muchos de los templos de Bali, no podrás acceder a ellos (o solo podrás hacerlo hasta cierto punto), pero aún así vale la pena llegar hasta aquí ya que como mínimo la estampa es bonita.

Se encuentra «escondido» detrás de un Starbucks (que ironía) y llegar hasta allí es gratuito. La zona también hace de escenario para algunos espectáculos de danzas tradicionales, puedes comprar entradas para los espectáculos justo en el chiringuito que hay al entrar al lugar.

 

Templo madre Besakih

Probablemente uno de los puntos más alejados que visitamos durante nuestra estancia en Bali fue el templo Besakih, el templo madre y el más importante de la isla.

El templo se encuentra a unos 43 Kilómetros al norte de Ubud y es totalmente posible ir y volver en un día (con algunas paradas extra de por medio). Nosotros tuvimos la buena/mala suerte de que justo cuando visitamos el lugar se realizaba una de las ceremonias más importantes para la cultura balinesa y el templo estaba literalmente a reventar.

Digo buena/mala suerte porque aunque estaba a reventar lo estaba de locales y de sus ofrendas y fue una experiencia super interesante ver un poco más de la cultura local en su máxima expresión. Tuvimos tiempo para charlar con algunos mientras ascendimos lentamente a la zona de las oraciones y pudimos ver mucho más de cerca un pilar tan importante de la isla.

Al parecer hay un precio de entrada que desconocemos (había tanta gente que de verdad no vimos ninguna taquilla). Pero un buen hombre que creemos fue un poco listo, nos pidió una donación para entrar. Le dimos 20.000 por persona y se conformo con ello. Tampoco era una cantidad absurda así que no le dimos mucha importancia en ese momento.

 

Clases de cocina local

Otra de las opciones muy reclamadas en Ubud son las clases de cocina tradicional y hay infinidad de lugares que las imparten. Los precios varían desde unos 20€ a 60€ dependiendo de los ingredientes, las horas y las comidas que se preparen.

Desconocemos alguna para recomendar pero si el idioma puede ser un problema aquí tienes una opción para realizar una clase de cocina en tu idioma.

 

Disfruta de la mejor comida local en Warung Bi Mu

Sin duda nuestro warung local FAVORITO de Bali, uno de los mejores encuentros durante nuestros días en Canggu fue este pequeño y concurrido local en la calle principal que va a la playa.

EL local está abierto desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la noche y es posible encontrar comida durante todo el día ya que el sistema con el que trabajan es el Nasi Campur, es decir, una porción de arroz (con varias opciones a tu elección) más diferentes ingredientes a variedad cobrados por pieza.

Nosotros por 55.000  a 75.000 rupias comíamos con bebida incluida y siempre estaba buenísimo. El lugar siempre está lleno y la atención, aunque un poco a prisas, es amable.

Sin duda nuestro warung más visitado y favorito de Canggu y de toda la isla. Puedes ver más sobre qué hacer en Canggu aquí.

 

Escápate a las Islas Gili

Hay un error muy extendido en internet y es pensar que las Gili son parte de Bali. Las Gili son parte de Lombok, y aunque la más conocidas son las que se encuentran al oeste de la isla, hay otras cuantas mucho menos conocidas en el sur-oeste de la isla.

La mayoría de turistas eligen un transfer directo desde Bali hasta las Gili (y de ahí el error al pensar que forman parte de Bali) por lo tanto es posible hacerlo en poco tiempo ya que es una ruta concurrida. Si le dedicas unos días a Lombok podrás acceder mucho más fácil ya que se encuentran a poco menos de una hora de la costa oeste y son el motivo principal por el que la mayoría de turistas pasa por Senggigi.

Blog de viajes

Si quieres ver más información sobre las islas Gili puedes hacerlo en la guía completa de Lombok o en la guía de Gili Meno (la isla que nosotros visitamos).

 

¡Bueno bueno!

Como veis hay mil cosas que hacer en Bali, esta es solo una pequeña lista con opciones e ideas para todos pero si tienes más recomendaciones no dudes en dejarlas en los comentarios. Recuerda que tienes los posts especificos de diferentes zona de Bali en la Guía de Ubud, la guía de Munduk y la guía de Canggu por separado con recomendaciones para saber donde dormir y donde comer. Tamibién tienes disponibles todos los posts sobre Viajar por Indonesia aquí con nuestros dos meses de viaje por el país resumidos de la mejor manera posible.

 

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

No Comments Yet

Deja tu comentario

Your email address will not be published.