*Post Actualizado / Updated on

Dejamos Hampi con un poco de esperanza, igual al final este loco país nos iba a gustar, igual solo habíamos tenido mala suerte. Fuera el que fuera el caso queríamos seguir comprobándolo, no íbamos a dejar que India nos ganara y nos quedaban aún casi dos meses de viaje.

Tomamos un bus nocturno de Hampi a Margao por 1260 rupias ambos, el bus tiene camas pero como si no las tuviera por que se menea más que un barco, es imposible dormir allí. Además mi amigo iba con el estomago rebotadísimo y, adivinad, no tienen baños y apenas hacen paradas, un viaje para olvidar. Eso sí, nos dio horas y horas para navegar por internet y descubrir más y más historias mitológicas que nos encantaron.

Llegamos a Margao a primera hora de la mañana, apenas había amanecido, nuestra intención era dirigirnos a Palolem y para ello teníamos que pasar primero por Canacona. Los buses aún no salían y tuvimos que esperar cosa de una hora, pero finalmente nos nos subimos y pagamos 30 rupias cada uno, allí tomamos un segundo bus que nos llevó de Canacona a Palolem por solo 10 rupias por persona.

Si bien estuvimos un mes entero en Goa (un poco más) no hicimos MUCHO turismo, pero os dejamos con todos los lugares por los que pasamos por aquí por si son de ayuda.

Es importante que sepas que en Palolem no hay cajero, el más cercano si no recuerdo mal está en Canacona, por lo que es importante llevar dinero en efectivo.

¿Dónde dormir en Palolem?

Encontrar una habitación de medianamente nuestro presupuesto fue más complicado de lo que esperábamos en Palolem, finalmente nos alojamos en una guest house bastante decente donde pagamos 500 rupias la noche. Nos vais a matar porque recordamos el nombre y no parecemos encontrarla en el mapa, pero os puedo decir más o menos la localización. Palolem es una calle sin salida, en coche o bus hay que entrar por el mismo camino que se sale, la casa se encuentra más bien al principio, es decir, llegando. Si el bus os deja al final entonces caminad de vuelta, no es mucho tramo. Entre la calle principal (la que atraviesa Palolem) y la playa hay MUCHAS guest houses en medio de caminitos de tierra que no están marcados en el mapa, el caminito de la nuestra se encontraba justo en frente de Zest Cafe y está más o menos a medio camino entre la calle y la playa, os dejo una foto de la habitación por dentro por si sirve de algo.

Tiene Wifi, agua caliente y una terracita que da a un jardín posterior.

 

En Palolem estuvimos los primeros 7 días mientras Jesper recuperaba el aliento y averiguábamos que hacer con nuestras vidas, queríamos parar durante un tiempo, por corto que fuera porque ya estábamos agotados después de tanto movimiento y sabíamos que Goa iba a ser un buen lugar, Comenzamos con Palolem porque al contrario que en otras playas nos habían dicho que era «de las tranquilas» y si bien es un sitio bastante turístico, al estar en temporada baja apenas había movimiento, de hecho muchos locales estaban cerrados (lo que también nos ayudo a mejorar el precio porque el alojamiento por Goa suele ser más caro).

Hemos escuchado que en temporada alta los alojamientos suelen llenarse, hay bastantes la verdad, diría que Palolem solo vive del turismo, por lo que en caso de viajar en otro momento quizá sería bueno reservar algo antes de llegar y ya una vez allí mirar.

¿Dónde comer en Palolem?

Como nos quedamos tantos días en Palolem pudimos probar DE TODO. Palolem es pequeñito y es muy internacional al igual que la mayor parte de la Goa costera, por lo que la oferta de comida por esta parte de India se amplifica de manera exponencial, así que el estomago te pide comida un poco más de tu lado del mundo, seguro que aquí podrás encontrarla. Te dejamos con los lugares que visitamos y nuestro punto de vista.

Avocado Garden

El primer lugar en el que comimos, no se encuentra muy lejos de la guesthouse y me llamó la atención al verlo en google. La verdad es que no fue de mis preferidos y los precios son bastante altos comparados con el resto de India, primero pensé que se trataba de Goa en general, pero por suerte luego encontramos mejor oferta.

Aquí comí solo yo porque Jesper apenas podía tragar bocado, pagué 250 rupias por un plato.

Cafe Inn

Nuevamente salí yo sola a comer, Jesper no podía con nada y yo me moría de ganas por seguir comiendo comida sin picante así que me encontraba en el paraiso. Llegué a este local porque lo vi un poco menos pretensioso que el resto, pero también fue una ligera  decepción. Cene apenas un sandwhich (muy pequeño) y una cocacola que me costaron 300 rupias. Nada especial, no estuvo malo ni mucho menos.

 

Spice of Life

Nuestra segunda elección, también por la cercanía (no es que las cosas queden lejos pero estábamos un poco vagos) y tampoco fue un acierto. Desayunamos allí el segundo día y el desayuno estuvo bien, eso sí, olvidaros de los precios del norte, 200 rupias cada uno. Pero como fue bien y estaba rico decidimos volver para cenar. Nada que ver.

Si bien la comida era buena, la verdad es que tampoco era barata y lo que más me molestó fue la mirada que nos dieron cuando Jesper pidió una sopa (aún no se encontraba bien del estomago). Yo estaba disfrutando como una niña porque me pedí unos espaguetis carbonara y por fin estaba comiendo como una persona normal, pero el servicio que nos dieron fue bastante desagradable, nuestra cena costó 630 rupias.

Little Italy

Yo seguía con mi antojo italiano y la verdad es que me apetecía una pizza de verdad, hay otro restaurante italiano, también en la segunda calle principal del pueblo (la que baja desde donde te deja al bus hasta la playa), pero estaba cerrado por temporada, así que le dimos una oportunidad a este y sinceramente, si estáis hambrientos de pizza es sin duda una buena idea. La pizza riquísima, finita tipo italiana (por primera vez comía una pizza digna en India). La cena para los dos nos costó 640 rupias.

Siona Restaurant

Elegimos este lugar porque no pretendía ser nada especial, no tenía decoración apabullante, ni música a todo trapo ni iluminación diferente y como los locales anteriores nos habían decepcionado un poco (menos Little Italy) decidimos ir por algo más simple.

Sorpresa la mía cuando me di cuenta de la super extensa carta que tenían, donde ofrecen desde pasta hasta burritos (todo muy parecido a lo que debería ser, no esperéis magia tampoco, pero es bastante digno) así que este fue sin duda nuestro mayor acierto.

Los precios también son más baratos que los de sus vecinos, por la cena pagamos 550 rupias ambos. Ya una vez encontramos este sitio comimos y desayunamos aquí. El desayuno completo nos costaba 150 rupias cada uno (los había más simples y más baratos).

¿Qué ver y hacer en Palolem?

La mayoría de la gente llega a Palolem con las ganas de descansar o de estar en el ambientillo, que supuestamente se anima fuera de temporada de lluvias. Nosotros no somos de ambientillo, así que estábamos genial, usamos esos días para cansarnos de tirarnos al sol y disfrutar del mar ya que el tiempo que nos hizo fue genial, y aprovechamos un par de días para visitar lugares cercanos, la mayoría otras playas.

Agonda Beach

Si llegas en trasporte público puedes hacerlo conectando dos buses, uno desde Palolem hasta Canacona por 10 rupias por persona y otro de Canacona a Agonda por otras 10. También hay buses directos pero son muchos menos.

No os vamos a contar mucho porque… bueno, es otra playa, te gustará más o menos pero sin duda es una buena opción para variar un poco.

Patnem beach

Una playa super bonita a unos 2 km de Palolem. Puedes hacerlos andando o tomar uno de los buses que te sacan de Palolem para llegar hasta allí.

También cuenta con ofertas de alojamiento pero son más caras y la oferta en general de restaurantes y demás es más reducida. Es una buena opción sin duda alguna.

Butterfly Beach

Una playa remota a la que solo se puede llegar caminando o en barco, puedes ir caminando desde Palolem en un recorrido de unas os horas o tomar un bus y bajarte en medio del camino y caminar el resto.

Atención, nosotros fuimos en temporada baja y no había una sola alma por lo que la disfrutamos bastante, recogimos algo de basura del lugar, que lamentablemente parece  aumentar y alcanzar máximos horribles durante la temporada alta. También parece ser que ahora se vende como una excursión para ir en barco, yo sinceramente no pagaría para ir, me pareció bonita por que hay que ir caminando, pero si se transforma en una rambla de barcos de aquí para allá debe de ser horrible.

No hay nada en esta playa ni cerca por lo que has de llevar tu comida y bebida.

Alquila un Kayak

Es una opción que al parecer existe durante el resto de temporada. Al viajar durante el monzón no encontramos ninguno disponible por lo que lamentablemente no podemos informarte del precio, pero de haber sido algo razonable nos habría encantado sin duda alguna.

 

¿Cómo moverte por Palolem beach y alrededores?

Podrás, como en muchos otros lugares, alquilar una moto. Nosotros como teníamos mucho tiempo decidimos no hacerlo y movernos en bus o a pie, fue allí mismo cuando descubrimos la magia de moverte en bus por Goa y nos enamoramos por completo del bus en este pequeño rincón de India.  Os dejamos pronto una guía para movernos en bus por Goa.

 

Palolem nos gustó porque fue nuestro primer contacto con la playa en muchísimo tiempo y realmente lo necesitábamos y supongo también porque nos encontrábamos en temporada baja, pero tenéis que saber que somos personas tranquilas que solemos evitar los destinos de fiesta. Desconocemos la situación en temporada alta, pero aún así nos han dicho que el sur de Goa es mucho más tranquilo que el norte en ese sentido.

Finalmente, dejamos Palolem con lo que sería nuestro nuevo hogar en las manos, un apartamento en un pequeño pueblo del interior de Goa que nos brindo calor y refugio durante un mes entero.

 

 

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

No Comments Yet

Deja tu comentario

Your email address will not be published.

527 291
381 32
320 60
316 207
343 55
753 118