Tienes un deseo inmenso de viajar por el mundo, de recorrer lugares asombrosos, conocer nuevas culturas pero no hay quien pueda irse contigo y ta da miedo hacerlo sola. Este artículo es precisamente para darte esa ayuda que necesitas y para que no pospongas más tus sueños. Cada vez hay más mujeres que viajan solas y es una experiencia empoderadora y necesiaria.

Viajar sola te abre un mundo de oportunidades. Tu manejas tu propio tiempo, tomas tus propias decisiones, decides qué hacer, cuándo y dónde hacerlo. Personalmente las mejores experiencias, los amigos más cercanos y los mejores momentos, los he hecho cuando he viajado sola. Hace unas semanas escribí un artículo sobre las ventajas y desventajas de viajar sola, por eso, hoy te quiero decir que los miedos, las inseguridades, la soledad y todos los cuestionamientos por los que estás pasando, son completamente normales. Todos (también los hombres) pasan por eso, a todos nos da miedo lo desconocido, salir de nuestra zona de confort, no saber qué va a pasar. Pero créeme, el mundo allá afuera es más hospitalario y seguro de lo que piensas.

Si lo dudas puedes darle un vistazo a nuestra sección de #ElViajeSonLasPersonas donde verás algunos de los relatos con la gente hermosa que nos hemos encontrado por el camino.

El miedo a la Inseguridad

Viajé sola sobre todo al inicio de mi vida viajera. Mi primer viaje completamente sola lo hice a Berlín donde estuve una semana cuando tenía unos 19 años. Viajé con muy poco dinero y haciendo Couchsurfing y obviamente la inseguridad fue lo primero que me impidió comprar ese billete de avión antes.

El gran miedo que enfrentamos las mujeres al viajar sola es el sentimiento de estar indefensas y de que nos pase lo peor, sobre todo si somos jóvenes. Es además muy normal rodearnos de noticias donde todo es absolutamente peligroso. A países como Pakistán, nuestro país preferido, jamás habríamos ido de ser por lo que dice la televisión.

Normalmente estos miedos, aunque pueden ser reales, están sobre exagerados y se amplían con sentirnos en un lugar fuera de nuestra zona de confort, nuestro idioma y nuestra red de soporte. Aún así puedo asegurarte que son casos excepcionales y que existen y lamentablemente seguirán existiendo en todo el mundo, no hay un solo lugar donde una mujer no se encuentre en mayor riesgo solo por ser una mujer, pero eso no debe impedirte salir de casa y mucho menos conocer el mundo. Casi todas las personas que se han cruzado en mi camino viajando sola han sido personas con ánimos de ayudar.

Para poder enfrentarnos a ese miedo es importante guiarnos de experiencias y visiones de otras personas que hayan estado en esos destinos, especialmente de viajeras solas. Serán las que mejor podrán describir la situación  y prepararte para lo que viene. Podrás ver además que no somos muy distintas y que todas tenemos las mismas preguntas y miedos.

Con esto no quiero decir que todo sea bello, viajado con una amiga nos bajamos de un camión porque decidimos seguir nuestro instinto. Viajando en pareja nos han robado y estafado… pero también me han robado la cartea a una esquina de mi casa y me han seguido de noche cuando volvía de la discoteca cuando no viajaba. Esto es una minoría, pero existe en todos lados por lo que no tiene sentido aplazar o cancelar nuestros planes en este sentido

El miedo a sentirse sola

¿Te has sentido sola roedada de un grupo de amigos? Entonces entenderás que no porque viajes acompañada no vas a sentirte sola, también que no por que viajes sola vas a hacerlo. Me relaciono más con gente cuando viajo sola que cuando viajo en pareja y la hermosura de hacerlo es que solo estás sola cuando tu quieres estarlo. No serás la única persona viajando sola, tampoco serás la única turista en un destino. Conocerás miles de personas, en algunos casos te acompañaran durante alguna parte del viaje.

Los viajeros estamos acostumbrados a ayudarnos porque todos hemos pasado por allí. Si en algún momento necesitas ayuda no dudes en pedirla en un hostal, en el grupo del tour que conociste ayer o simplemente al camarero de la tienda de enfrente.

Este miedo está muy relacionado con la falta de confianza que tenemos en general las mujeres, donde socialmente se nos ha enseñado que necesitamos de alguien para solucionar nuestros problemas. Verás, aprender que eres una persona autosuficiente y que siempre puedes pedir ayuda si realmente la necesitas te arreglará la vida.

Empieza poco a poco, inspírate.

Puedes comenzar a viajar a destinos más cercano o lugares con tu mismo idioma para que las cosas sean más fáciles y te vayas acostumbrando y entendiendo, mantén la conexión con amigos y familiares, especialmente ahora que es posible (cuando yo viajaba sola no había Whatssap y se llamaba a cobro revertido así que imagínate), este viaje es tuyo.

Lo mejor será posiblemente viajar por tu propio país o en europa incluso alguna escapada a otra ciudad Europea (yo comencé con Berlín), no tienes porque irte al otro lado del mundo para viajar sola a menos de que eso sea lo que estás buscando. Poco a poco verás que vas entendiendo tus tiempos y tus miedos mejor y aprenderás a controlarlo.

Como decía antes lo mejor que puedes hacer es rodearte de historias en las que te puedas sentir identificada, busca a viajeras que puedan explicarte mejor un destino y que sabrán que tus miedos fueron los suyos. Rodéate de inspiración y aléjate de los miedos de la gente que nunca ha tenido una experiencia similar, esos son SUS miedos, no tienen porque ser los tuyos.

Otra manera es empezar por casa, puedes hospedar a otras viajeras por medio de Couchsurfing (si aún no sabes lo qué es, haz clic aquí)  y vas viendo cómo funciona. Así podrás hablar con ellas cara a cara y seguro que te terminarán animando.

Se precavida pero no asustadiza

Es diferente viajar sola, es importante que tomes las precaciones que tu creas necesarias para estar tranquila. Leer sobre el destino, organizar un poco tu ruta, saber donde vas a dormir… muy probablemente cuando más cómoda te sientas viajando sola más podrás ir sooltando. No te preocupes si al inicio necesitas un poco de control, es normal, pero procura que no se convierta en una manera de llevarte tus miedos contigo y de no experimentar una cultura por el miedo.

Nunca vas a deshacerte el miedo, el miedo es un sistema de protección que es necesario, lo que no puedes dejar es que te paralice. Escucha tu instinto y si algo te dice que no te subas a ese coche no lo hagas. NO LO HAGAS por miedo a no quedar bien, a ser desagradable o a lo que sea. Tienes que aprender a ponerte a ti misma en la primera posición de tus prioridades, si a TI no te apetece algo, aunque no sepas porque, ESCUCHATE. No tienes porque ser paranoica, seguro que sabes de lo que te hablo, ese no se qué, no se donde que te dice que algo va mal, que esa persona no te gusta… no importa si estás equivocada, es más importante escucharte a ti misma que estar en lo correcto así que siempre, se precavida pero no asustadiza.

Nadie más puede salir a conocer mundo por ti, así que este artículo va para ti, para que dejes de esperar al momento perfecto, a la pareja perfecta, a las amigas perfectas… Para que aprendas que nadie más va a ponerte como prioridad si no lo haces primero tu mismas. Aprenderás a creer en ti y en el mundo. Descubrirás que hay muchas cosas bellas más allá de las noticias.

Esto desde luego no tiene porque gustarte, algunas personas simplemente no disfrutan de viajar en soledad, pero cómo mínimo deberías darle una oportunidad y si te das cuenta que no es lo tuyo siempre puedes o volver o buscar compañía.

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

2 Comentarios
  1. Uff como anillo al dedo! ! Lina viajare sola por un mes a Europa, y claro los temores están latentes, sin embargo, muy inspirador tu post, como todos!!
    Saludos y continúa con ese lindo trabajo de empoderar nuestros sueños.

  2. me alegra tu articulo, yo llegue de un viaje que hice a la guajira, vivo en Colombia, en el interior y me fui sola a la costa, con pocas indicaciones y llamada por una amiga que conocía la ruta, muchos miedos pues tuve un viaje hace años bastante malo y me lleno de temores, pero volver a viajar sola fue maravilloso encontré mucha gente, viajeros solos, interesantes…y nunca estuve sola…..mi país es hermoso y hay tanto por mirar y conocer que desde ya estoy preparando el próximo…….

Deja tu comentario

Your email address will not be published.