Ya lo hemos dicho muchas veces: la mayoría de nosotros comenzamos un blog por el mero hecho de querer contar lo que vemos desde nuestro punto de vista. Poco a poco la cosa va creciendo y nos va comiendo y al final acaba siendo una parte muy importante de nuestras vidas.

En nuestro caso después de este tiempo nuestro blog se lleva la gran mayoría de nuestro tiempo y es el proyecto en el que se enredan tantos otros muchos proyectos que tenemos. Sin embargo, hay ciertas cosas que no sabes una vez que tu blog comienza a crecer y a requerir más tiempo de tu parte, cinco de ellas las dejo aquí para todo aquél que este empezando no se encuentre en el futuro con los mismos errores.

La consistencia es la clave

Sin duda alguna, no solo para un blog, sino para cualquier cosa. ¿Quieres comenzar un canal de Youtube? ya sabes, un video a la semana (o al menos seguir una rutina). En un blog, no tiene ningún sentido que escribas 20 posts en dos días y luego no escribas nada en dos años. Sin consistencia no vas a ningún lado y aunque no tienes que dejar de lado tu interés inicial, si tu blog ya ha crecido y tienes un mínimo de público que no son ni tu familia ni amigos, es hora de dedicarle ese tiempo que requiere para poder verlo florecer. ¿No sabes con que frecuencia publicar? Dale un vistazo a este post

Trabaja en tus temáticas, infórmate, crea un plan a mediano plazo para poder proporcionar contenido suficiente -e interesante- a tus visitantes. Sin eso la curva de crecimiento no existirá y seguirás estancado en tus 10 visitas diarias por meses, e incluso, años.

*Dale un vistazo a: Cómo crear un blog, consejos para un principiante

Necesitas ser social

Primero porque necesitarás de la redes sociales para darte a conocer a un circulo más amplio que no incluya a tus familiares, sin ellas nadie sabrá que es lo que estás haciendo. La estrategia social no es fácil de mantener a largo plazo pues requiere de mucho, mucho trabajo, como compartir tus posts por aquí, por allá y en todas las redes sociales que se te ocurra hasta ver cual funciona mejor. Aquí puedes ver una lista de las 50 redes sociales más importantes.

Por otro lado, más allá de lo que pueda significar para las visitas de tu blog, socializar te ayudará a aprender de otros. Esto lo aprendí yo demasiado tarde. Soy fan empedernida de las redes sociales, pero justamente porque las tengo bajo control y son una fuente de información absolutamente indispensable en mi vida diaria. Sin embargo, al tener un blog por un momento se te olvida de que existen muchos otros como tú que pueden darte apoyo y de los que puedes aprender, y no sólo eso, pueden  llegar a ser estupendos amigos incluso en la distancia.

A mi se me da muy mal eso de intentar vender mi blog entre mis círculos de amigos, de hecho, compartimos pocas cosas en nuestras redes sociales personales que hagan referencia al blog. Pero en el momento en el que pude entrar en contacto con otra gente que hacía lo mismo hubo un antes y un después, ya no en lo referente al blog como tal, sino a los círculos en los que empecé a moverme.

TravelMassive

El segundo paso que di y me costó más de lo necesario fue superar la barrera y “des-virtualizar” a muchas de estas personas: acordar tomar un café si coincidíamos en la misma ciudad y asistir a ferias de turismo. A mi el “networking” me molesta, más que eso, realmente me incordia y el 90% de las veces no me sirve para nada pero ese 10%, esa persona entre 10 que consigo conocer esa noche equis, vale más que las 9 que no me aportaron nada juntas, y el tiempo me ha enseñado que estas son relaciones duraderas de las que nacen proyectos hermosos.

Así que no te encierres en tu cueva y sal a tomarte una cervezas. En el caso de que seas un blogger de viajes no dudes en darle un vistazo a este post sobre las ferias de turismo.

Tener un blog no es gratis

Para nada, y no hablamos del tiempo que requiere. Intentemos por un momento olvidarnos del tiempo como tal y pensemos únicamente en el dinero. Cómo ya hemos mencionado varias veces por aquí, para poder crecer con tu blog tienes que tomar ciertos pasos de profesionalización, lucir mejor, comprar tu propio dominio y mil cosas más que surgirán por el camino.

Facturar sin ser autonómo

Si no tienes conocimientos técnicos será también un problema porque lo más probable es que necesites a alguien detrás para poder mantener tu sitio. De hecho, para hacerlo bien se suele necesitar bastante dinero, para poner un ejemplo de los gastos que puedan venir asociados con un blog vamos desde los indispensables hasta los más específicos:

Hosting y dominio, al menos 60€ al año (o USD$) hasta cantidades mucho más altas si comienzas a preocuparte por cosas como la velocidad. Si quieres un diseño profesional hay maneras baratas de conseguirlo si puedes aplicarlo tu mismo mediante temas de WordPress, de otro modo tendrás que pagar a un profesional para que lo lleve a cabo, si hablamos de un diseño único la cifra es mucho mayor. Y no, no te engañes, el diseño SÍ importa, y aquel que te diga lo contrario está mintiendo. Esta claro que no solo por tener un gran diseño vas a tener lectores, todo cuenta en esta ecuación, pero no puedes pretender crecer sin darle un retoque a la cara de tu blog  -que es de hecho la tuya- las cosas entran por los ojos y en algún momento tendrás que tomar ese paso.

Luego piensa en todas las herramientas que puedas terminar usando, algunas son gratuitas pero alguna que otra valdrá la pena pagarla porque te solucionará la vida. Todos estos son costos en los que no estamos ni contemplando el tiempo que vas a tener que dedicarle a escribir y planificar.

Conseguir tráfico es relativamente fácil, lo difícil es mantenerlo.

Sin duda alguna, con solo 3 meses de vida llegamos a tener más de 75.000 visitas durante un mes debido a un post que se convirtió en viral. A estas alturas esto ya no me toma por sorpresa y sé que se trata de una gran ola que no vendrá seguida de una cantidad similar. Las visitas vía redes sociales no son sostenibles aunque pueden ayudarte a aumentar los números. La gracia está en saber cómo retener la mayoría de esas visitas o al menos un porcentaje digno para que todo el esfuerzo no se vaya al balde.

En nuestro caso es algo más sencillo, al tratarse de un blog de viajes y una comunidad la mayoría de nuestros usuarios vuelven al menos una vez al mes para ver lo que se está cociendo y recibir nueva información, ya sea por voluntad propia o mediante nuestra lista de correo, pero cuando tienes un blog personal es más complicado.

Es importante no dejarse llevar por el subidón si en algún momento consigues hacer un buen números de visitantes, tener la cabeza fría y un plan para retenerlos, cuanto antes aprendas esto, más rápido crecerás.

Eres una persona y te leen otras personas.

Un grave error que mucha gente comenzando comete es el de preocuparse solo por los números “¿Cuántos visitantes he tenido hoy?'” “¿Cuántos seguidores tiene mi Fan Page?” y se olvidan totalmente que detrás de cada uno de esos números hay una persona, exactamente igual que tu, con preguntas y dudas, con alma y con criterio.

video2

Muchos otros también llegan a esto del blogging pensando que se van a hacer ricos en dos minutos -por favor, dejad de leer el tipo de sitios que promueven esto, son una estafa piramidal y un engaño- y terminan invirtiendo todo su tiempo en preocuparse únicamente como “monetizar” algo que no tiene alma.

Al principio incluso me molestaba recibir emails porque muchos eran preguntas simples muy fáciles de responder vía google, la gente no suele buscar dos veces y espera la respuesta en su buzón de entrada, al igual que yo me había olvidado de que no eran solo números, ellos se habían olvidado de que yo no era solo un blog.

Tardé mucho tiempo en educar y en conseguir que los emails que lleguen estén llenos de significado, de dudas que me encanta responder y del alma que pensé habíamos perdido. Hoy en día mido la manera en la que el blog esta funcionando respecto a la cantidad de emails que recibo, porque son cada vez más con preguntas de todo tipo.  He tenido casos de gente que me escribe después del viaje para darme las gracias sin tan solo haberme hecho una sola pregunta, solo porque el blog les fue de gran ayuda y querían agradecerlo así que hay de todo hay en este mundo. Hoy disfruto conectando con esos lectores que vienen de todas partes del mundo.

Mira el caso de Marcando el Polo, los emails que recibieron dieron lugar a su primer libro. Uno de los mejores ejemplos del trato con los lectores lo encontrarás en Dani y Jota porque le ponen el alma a lo que cuentan, y eso, se nota.

Estos son solo algunas de las cosas que me habría gustado saber de entrada para no irme encontrando con ellas por el camino y no aprender cómo afrontarlas hasta pasado cierto tiempo. Obviamente todos vamos a nuestro ritmo y aunque te prepares para todo siempre habrá algo que te tome por sorpresa así que esperamos que si estás planteándote pasar por este mundillo te haya sido de ayuda y si tienes alguna otra cosita que te gustaría añadir puedes dejarla en los comentarios.
Valen

He llegado desde muy lejos con mis trucos, mis complejos, Una maleta llena de trastos y un cuaderno lleno de cuentos. Soy la mitad de este viaje.

8 Comentarios

Deja tu comentario

Your email address will not be published.