Qué hacer en Isfahán, el centro del mundo

*Lee nuestro post anterior una ruta a dedo por los pueblos kurdos

Tomamos otro bus nocturno de Teherán a Isfahán por 280.000 Riales (7,30€) por persona. El bus llegó a la ciudad mucho antes de lo que esperábamos por lo que nos tomó por sorpresa. A las 5:30 estábamos bajando del bus somnolientos y sin ningún plan para la ciudad, nos dirigimos a la ala oeste de la terminal y encontramos una pequeña habitación con gente durmiendo plácidamente, nos sumamos sin pensarlo durante un par de horas.

A las 8:00 dejamos la estación, desde la terminal salen decenas de buses locales hacía el centro de la ciudad por solo 20.000 Riales por persona, uno de ellos es el número 91 que te deja en el la calle de los hoteles directamente, no es necesario pagar un taxi ya que la mayoría de destinos están cubiertos, si no vas al mismo destino no tengas vergüenza y pregunta al conductor.  Como siempre los Iraníes son extremamente amables y harán todo lo posible para ayudarte.

*Lee nuestro post anterior una ruta a dedo por los pueblos kurdos

Isfahán es una de las ciudades más turísticas del país y nada tiene que ver con Teherán. Llegó a ser la capital del imperio persa en dos ocasiones y en su arquitectura y por sus calles es imposible ignorar esa grandeza del pasado que hoy en día sigue dejando huella.

Al ser una de las ciudades más turisticas es también una de las más caras por lo que encontrar un lugar donde dormir a precios que en otras ciudades sería posible aquí se complica ligeramente, ten paciencia y no desesperes, nos tomó unos cuantos intentos conseguir algo dentro de nuestro presupuesto. Una vez contábamos con un techo fue el momento de descubrir la ciudad, nos sorprendió el contraste con la capital, por ejemplo, hay vías para bicicletas, las zonas peatonales son mucho más amigables y en general es una ciudad con un toque verde que sorprende.

Te dejamos con algunos de los puntos que más nos gustaron.

Qué hacer en Isfahan

Visita la Plaza del Imam (Naqsh-e Jahan Square)

Sin duda la atracción principal de la ciudad, con una longitud de más de 500 metros es una de las mayores plazas del mundo además de haber sido declarada patrimonio de la UNESCO.

A lo largo de la plaza podrás disfrutar de la mejor muestra de arquitectura Iraní con sus azules característicos así como de una de las mezquitas más bonitas del mundo. Eso sí, para entrar en cada edificio tendrás que pagar. Si no eres de interiores no te preocupes, un paseo por la plaza o un pequeño picnic son suficientes.

El palacio Chehel Sotun

Su construcción data de la era Safavid y hoy en día hace la función de museo. Su nombre significa “40 columnas” y se debe a sus 20 columnas que además son reflejadas en la fuente de su entrada principal (haciendo un total de 40).
Sus alrededores son jardines verdes limpios y bien mantenidos (como casi todo en la ciudad). No entramos al palacio pero una caminata por los jardines es necesaria.

Sus puentes, en especial Si-o-se-pol

Al estar bañada por un rio Isfahán cuenta con un aire especial (bueno, a nosotros nos encantan la ciudades con rios) y sin duda aprovechan cada minuto de esa particularidad gracias a sus monumentales puentes.
El más reconocido es el Si-o-se-pol.

Su nombre en persa significa “el puente de los 33 arcos” (y como veréis ya a estas alturas los nombres so bastante descriptivos) y fue construido en el año 1608. No solo es un puente común y corriente sino que además hace la función de presa del rio dejando pasar el agua según la necesidad de la época.

Es uno de los 11 puentes de la ciudad… Pero para ver el resto te recomendamos lo siguiente:

Una caminata por el rio

Así es, no podrás disfrutar del esplendor de todas als construcciones sin una pequeña caminata por la ciudad. Es posible también alquilar bicicletas (lhay pequeñas cabinas públicas por la ciudad) aunque atención, mujeres han reportado problemas a la hora de intentarlo, supuestamente no está permitido montar en bicicleta siendo mujer por lo que lamentablemente no es una opción viable para todos, sin embargo si queréis hacerlo os recomendaríamos intentarlo.

A lo largo de todo el rio encontraréis el resto de los 11 puentes mencionados, aunque dependiendo del tramo veréis algunos u otros. Es común llegar hasta el jardín botánico y volver en transporte público, aún mejor es hacerlo un viernes, día de picnic para todos los iraníes y contagiarse con el ambiente al aire libre de la ciudad.

Donde dormir en Isfahan

Amir Kabir Hostel (Charbagh st.)
390,000 Riales por una cama en dormitorio.
Desayuno y wifi incluido (en la recepción)
Una gran cantidad de turistas va a parar allí

Inn Kakh (Charbagh st.)
700.000 por una habitación doble
Baño compartido, wifi en la recepción
Cocina.
Aquí nos hospedamos, los dueños fueron muy amables, sin mucho turista.

Persia Hotel (esquina ente Charbagh st. y Masjed Seyed)
900.000 habitación doble
Baño privado y desayuno

La gran mayoría de alojamientos de bajo presupuesto se encuentran en Charbagh st. entre Masjed Seyed St y Bab Al-Rahmeh St. Lo ideal es bajarse en la estación de Takhti y caminar hacía el rio.

Comentarios en Facebook
Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

Ho hay comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Aprende a viajar como nosotros

Aprende a viajar como nosotros

Subscribete a nuestra lista de correo y recibe cómo regalo de bienvenida la Guía definitiva para viajar sin dinero en tu email. Además te escribiremos una carta cada semana, sí, una carta, en las que desvelaremos nuestros secretos y consejos. 



¡Genial! Revisa tu email para encontrar tu link de descarga