Lima y sus colinas de hormigón

*Lee nuestra guía para llegar a Machu Picchu por menos de 15 dólares
Nuestra vuelta de Machu Picchu fue rápida. Bajamos sin prisa pero sin pausa, y ese mismo día ya estábamos llegando a Cuzco. Nos hicieron una oferta. Al llegar al inicio de las vías habían varias camionetas esperando y, por cuarenta soles, nos llevarían directo a la ciudad. ¡Así lo hicimos! Llegamos de noche y tomamos un hospedaje que no nos costó más de veinte soles por ambos. ¡Comimos y descansamos como niños!

Salir de Cuzco no sería fácil y no teníamos muy claro cuál era nuestra idea. Resultó ser que, gracias a unos amigos de la familia, podríamos disponer de un apartamento en Lima para nosotros solos. Esto era de agradecer después de todos esos días de caminata. Pensamos en ir a Nazca y quizás a un par de lugares más, pero reconocemos que nuestro principal interés en Perú ya lo habíamos cumplido. Nuestro paso por el país inca fue mas bien eso… un paso.

Compramos nuestros pasajes a Lima. Por solo sesenta soles cada uno nos embarcamos en un bus de veintiuna horas de recorrido, el cual cruzaría todo el país… ¡vaya una odisea! Creo que es el viaje más largo que hemos hecho sin descanso. Los últimos kilómetros hacia la ciudad dejaban entrever el paisaje desolador de los alrededores: desiertos de arena y piedra con casas puestas como en una cuadricula en medio de la nada. Un lugar seco y abandonado era lo único que podíamos ver.

Mochileros en Lima

¡Llegamos a Lima! El caos se apoderaba de las montañas. ¡Somos una plaga!… cada vez me doy más cuenta de ello. Casas y casas de colores diversos escalando las cimas: azules, tierra, rojos. La imagen en conjunto es espectacular y a la vez aterradora.

El bus paró en una estación de las miles que hay. Al parecer Lima no tiene una terminal de transportes –increíble teniendo en cuenta que es la capital-,  si no que dispone de diversos lugares de ida y salida; los cuales están ubicados dependiendo de la compañía con la que se contrate el viaje. Es por esta razón que se debe estar muy atento, para saber desde dónde partirás y a dónde llegarás.

Mochileros en Lima

La primera respuesta que te darán es que no hay transporte público para ir hacia donde quieras; pero insiste y pregunta. Nosotros íbamos al sector de Miraflores. No teníamos ni idea de lo que era ni de dónde estaba, pero parecía ser era lejos. Si tienes una dirección clara pregunta el “número de cuadra”. Es curioso el sistema de numeración; eficaz -no diré que no-, pero un poco liado para los primerizos como nosotros.

Después de preguntar a cuatro personas diferentes, nos indicaron el lugar dónde tomar el bus. El precio no es más de un sol y medio por persona… el problema es el espacio. Si vais con mochilas muy grandes procurad tomar alguno que veáis vacío -o al menos grande-. Lo del espacio y los buses públicos es siempre lo mismo. Los conductores te van a mirar mal con tus maletas y si las pones en los asientos, te pedirán que pagues otro pasaje. En algunos casos hemos llegado a hacerlo solo por no tener que aguantarlos.

 

Resultó ser que Miraflores es una de las partes mas pijas de la ciudad y que, en realidad, poco tiene que ver con Lima. No nos quejaremos, fuimos privilegiados de poder tener el apartamento a nuestra disposición, y es bueno saber que hay siempre gente amable en todos lados. De hecho, nos quedamos en la ciudad unos días. Visitamos la playas y el centro, pero la mayor parte del tiempo lo pasé en cama… sudando la fiebre de casi cuarenta grados que llegó a darme. Una gripe que me duró casi cuatro días y con la que apenas podía moverme. ¡Teníamos una flor! lo digo por que no podía haber encontrado mejor lugar para enfermarme que un cómodo apartamento con todo lo que podíamos necesitar.

Backpackers in Lima

Vimos menos de lo que nos habría gustado de Lima. ¡Es curioso! Quizá fue por los problemas de salud que no nos sentimos demasiado motivados en aquel momento. Descansamos y nos movimos poco. Aun así, Lima es una ciudad enorme con increíbles opciones.

Sigue leyendo: Huanchaco y nuestras ansias de mar

Comentarios en Facebook
Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

Ho hay comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Aprende a viajar como nosotros

Aprende a viajar como nosotros

Subscribete a nuestra lista de correo y recibe cómo regalo de bienvenida la Guía definitiva para viajar sin dinero en tu email. Además te escribiremos una carta cada semana, sí, una carta, en las que desvelaremos nuestros secretos y consejos. 



¡Genial! Revisa tu email para encontrar tu link de descarga