Buenos Aires: Qué hacer en la ciudad del tango

¡Me voy enamorada y aún más que eso! Me voy enamorada de esta ciudad. Quizás -y no es que quiera comparar- es porque se parece mucho a mi otro amor.. Barcelona.
Esa cadencia al caminar, la gente, el sol, sus paredes, ¡no sé!

La ciudad del Tango es una belleza. Sus tres millones de habitantes la hacen una ciudad cosmopolita, sus casi doce de área metropolitana… un titán de Latinoamérica.

Qué hacer en Buenos Aires

Que bonito ha sido caminar por sus calles… los paseos hasta el centro, la plaza de Mayo, San Telmo y sus mercados los domingos -muy recomendables-, la Boca y sus inconfundibles colores -y fútbol-, los parques de Recoleta y los enormes espacios abiertos de Puerto Madero… ¡Todo ha sido bello! Incluso las apretujadas calles cerca de la plaza Miserere. ¡Todo ha sido bello!

Buenos Aires Mochileros

Date una caminata por La Boca

Es un barrio colorido e increíble, tiene su punto único e inconfundible y se encuentra al lado del puerto antiguo de la ciudad. En La Boca se mezclan el tango y el futbol a la perfección. Un barrio de clarísimas raíces italianas y uno de los más turísticos de la ciudad. Si lo que buscas es salir de la muchedumbre no será tu destino pero créeme que vale la pena darle un paseadita.

Sus puntos más recorridos son “Caminito” un espectáculo fuera de lo común con tango en las esquinas y como no el Estadio del archiconocido Boca Juniors donde podrás sentir el futbol bien cerca, sus alrededores muestran ese eterno amor a Maradona y el amarillo y azul inconfundibles del club.

Buenos Aires, La Boca

Disfruta del fin de semana en San Telmo

Lo que llamaríamos el “Casco antiguo” el barrio más viejo de la ciudad y en donde se respira un aire diferente. Sus callejuelas estrechas y sus casitas a medio caer hacen de este lugar una caminata especial. Los domingos son día de mercado por las calles donde se juntan variedad de productos de todo tipo. Si buscas algo especial justo en el centro del barrio podrás encontrar la Plaza Dorrego donde se venden todo tipo de artesanías y antigüedades y si tienes tiempo y te gusta ver atardecer podrás disfrutar de baile al aire libre con una cerveza en la mano.

Una tarde entre los muertos

Sí, me imagino que no es el título más llamativo pero en recoleta no solo podrás encontrar el cementerio más famoso del país en el que se dan cita las que fueron las personalidades más reconocidas del país, entre ellas Evita Perón. La verdad es que el lugar es gigante y da para una buena caminata y recorrido además de poder ver escenas peculiares a la vez que interesantes.
No muy lejos tienes el parque y puedes darte un paseo por la zona más “posh” de la ciudad.

Cómo moverte por la ciudad

Para moverte por la ciudad lo recomendable es la tarjeta del Subte. Una tarjeta de servicios integrados que recargas con quince pesos y que te permite subir a todos los buses por 1,70. Sin esta, el precio del billete sería de tres pesos. Teniendo en cuenta que un dólar equivale a 13 pesos, el precio no es excesivo; pero ahorrar -si se puede- siempre es bueno.Con ella también puedes pagar el metro y las tarifas son un poco más complejas, si quieres conocerlas al día podrás verlas aquí

No te olvides de pasearte por la que es sin duda la parte más cosmopolita de la ciudad, el palacio de congresos es un edificio imponente que deja boquiabierto a cualquiera.

Otros precios

El precio de las comidas suele variar, pero se sitúa más o menos entre los cuarenta y cincuenta y cinco pesos -restaurantito con menú-. Evidentemente encontraréis algunas opciones mucho más baratas y mucho más caras, pero esta información es para dar una pincelada. La noche es entretenida. Los bares abren hasta horas interminables. Por lo que salir de un bar a las seis de la mañana no es extraño. Lo que si es extraño es su bebida particular, el Fernet con Coca-Cola, algo que no había probado jamás y que puedes encontrar por unos cuarenta pesos.


Ahora nos íbamos al sur en nuestro camino a dedo a Ushuaia, en un tren medio destartalado y un camino de catorce horas que supuestamente nos llevaría hasta Bahia Blanca. Al llegar a la estación de tren nos hemos llevado la primera mala noticia, estaba lleno… increíble.

El próximo tren no sale hasta el miércoles. La más triste: el precio el cual es comparablemente mucho más barato que el bus y nos avanzaba una gran parte del camino… Ahora, y después de un pequeño momento de crisis, hemos decidido tomar un bus hasta las Flores; un pueblito a unos doscientos kilómetros al sur de Buenos Aires. Allí mismo haremos noche y esperaremos que en la mañana algún camionero -de larrrrrrga distancia- se apiade de nosotros. Sí quieres seguir leyendo puedes ver este post: De Buenos aires a Ushuaia a dedo

¡Gracias a nuestros anfitriones couchsurfers en esta bonita ciudad!
Nos habéis brindado lo impagable, lo que nunca habríamos tenido como simples turistas.

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

Ho hay comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Close