Guía: Cómo moverte y qué ver en Budapest en 3 días

La historia de Buda y Pest

Budapest tiene algo particular, un no sé que, no sé donde que atrapa y enamora. Es una ciudad relativamente pequeña, especialmente si nos fijamos en su centro a la vez que relativamente barata.

Lo más interesante de todo s que en realidad se trata de dos ciudades en una, la antigua Buda, la que era la capital húngara, situada en una colina rodeada de verde en la que hoy en día podemos encontrar el palacio real.

Al otro lado del puente de las cadenas encontramos a Pest, la parte moderna y urbana de la ciudad, como suele suceder Buda y Pest terminaron siendo una sola, la que conocemos hoy como Budapest.

 

Puente de las cadenas Budapest

 Transporte público en Budapest

Budapest cuenta con una extensa red de transporte público integrado que se compone de bus, tranvía y metro. Atención, en Hungría se usa el Forinto húngaro por lo que es importante tener el cambio de moneda en cuenta.

Existen varios tipos de billetes

Billete sencillo: Cuesta 350 HUF (aproximadamente un 1,10€)
Es importante comprar el billete en las estaciones y maquinas establecidas ya que si se compra en el bus costará 100 HUF más.

10 Billetes sencillos: 3000 HUF (unos 10€)
Son simplemente 10 billetes sencillos, no existe en modo tarjeta ni nada similar y se compran, al igual que los anteriores en las maquinas expendedoras de las estaciones.

Atención, en el caso de los billetes sencillos su precio no incluye transbordos, es decir, si cambias de linea o de transporte tendrás que abonar el precio de otro billete. Existe una opción para reducir el precio, los billetes transfer que cuesta 500 HUF

Billete de 24H: 1650 HUF
Una tarjeta para viajes ilimitados durante 24 horas, su precio es personal.

Billete familiar de 24H: 3300
Si viajas con más de una persona a tu lado sin duda saldrá más a cuenta comprar el billete grupal, con el podrán viajar hasta 5 personas durante 24 horas de manera ilimitada (siempre que viajen juntas)

Billete de 72H: 4100 HUF
Si tienes pensado pasar un fin de semana y quieres moverte sin restricciones entonces tu mejor opción es el billete de 72H, su precio es por persona.

Billete semanal: 4950 HUF
Y aún mejor, si tu estancia es de una semana (o incluso, de más de 3 días) entonces no dudes en comprar tu billete semanal.

 

Qué ver en Budapest

Budapest tiene el corazón de muchos de los viajeros que han pasado por ella y la verdad es que sorprende, sobre todo porque desde el inicio no sabes que esperarte y sin imaginártelo conocer una ciudad repleta de historia, relativamente barata y sin duda hermosa, un destino perfecto.

Estuvimos en la ciudad 4 días, sin duda no los suficientes, al menos no para todo lo que queríamos hacer y no pudimos completar, pero si fueron suficientes para dejarnos ojear la ciudad y quedarnos con ganas de más. Te dejamos con nuestras recomendaciones.

Parlamento de Budapest

Parlamento de Budapest

Uno de los edificios más imponentes que hemos visto y de hecho el edificio más grande del país. El parlamento es sin duda es una experiencia única, de hecho, al terminar su construcción en 1902 era el edificio parlamentario más grande del mundo midiendo casi 280 metros de largo.

Más de 40 millones de ladrillos se usaron en su construcción además de medio millón de piedras preciosas y 40 kg de oro para decorar las casi 700 salas del edificio.

Además de poder admirarlo desde fuera es posible visitarlo por dentro eso sí, prepárate para una cola de unos 45 minutos en temporada alta. Se ofrecen tours guiados por el interior (en inglés) cada día a las 10, 12, 13, 14 y 15 horas y el precio es de 27€ para miembros de la EU y de 40€ para no miembros con descuentos para estudiantes y niños

Horarios de apertura:

Del 1 d abril al 31 de octubre:
De lunes a viernes de 8am a 6pm
Sábados y domingos de 8 am a 4 pm

Del 1 de noviembre al 31 de marzo:
De lunes a viernes de 8am  a 4pm

La iglesia de San Matias y Bastión de Pescadores

Esta ciudad está llena de historia y eso nos encanta, otro pedacito de sus secretos lo podemos encontrar en el Bastión de los pescadores, pero comenzaremos hablando sobre la Iglesia de San Matias, en el centro del bastión y de hecho en el centro del distrito.

La iglesia de San Matias fue construida nada más y nada menos que a finales del sigo 13 y su nombre proviene del Rey Mattias que gobernó Hungría del 1458 al 1490. Su primer dato interesante es conocer lo que sucedió en 1541  durante la captura de la ciudad por parte de los turcos. La iglesia se convirtió en una mezquita y sus frescos fueron eliminados al ser pintados encima. No fue hasta 1686, casi 150 años más tarde, cuando la ciudad fue reclamada y la iglesia casi destruida durante la guerra permaneciendo en un estado vergonzoso hasta 1890 cuando finalmente fue restaurada, fue entonces cuando uno de los signos más característicos fue añadido, su tejado, una obra de arte en toda regla.

Justo a las espaldas de esta hermosa iglesia podemos encontrar el conocido como “El Bastión de los pescadores” una estructura formada por 7 columnas construida a finales del siglo 19. Existen varias teorías respecto al nombre y nosotros nos quedamos con la más plausible que debe su nombre al antiguo mercado de pescado que se encontraba en el área.

El palacio Real y sus alrededores

Al igual que nuestra anterior recomendación el palacio real se encuentra dentro del distrito de Buda pero aunque sea uno de los lugares más visitados de la ciudad pocos lo recorren hasta sus límites.

En este caso la recomendación no es visitar el museo como tal sino caminar por sus alrededores ya que permite unas vistas estupendas de la ciudad casi en total soledad aunque el resto de las callejuelas del distrito esté repleta de turistas.

El interior del palacio, que fue una vez la residencia real, hoy en día alberga el museo de historia de la ciudad y la galería nacional, ambas puedes visitarlas hasta las 6 pm en temporada alta.

Museo Pinball

Cambiando completamente de tipo de visita venimos a proponer algo distinto. Para los que no lo sepan Jesper es un aficionado de los pinballs, de hecho tenemos uno en casa con el que tiene peleas eternas para romper su propio record, es una maquina enorme pero con un aura especial. En fin, al caso, nos enteramos que en la ciudad existe un museo del pintball así que no podíamos perdérnoslo.

Lamentablemente no tenemos fotos del interior, se nos acabaron las baterías (sí, eso pasa algunas veces) pero estuvimos más de 6 horas jugando en las máquinas. En efecto, jugando, este no es un museo al que vas a mirar, vas a tocar y puedes tocar cuanto quieras y te de la gana.

Hay juegos míticos de todo tipo de épocas así que si te gusta lo retro vale la pena ir. (Jesper estuvo dentro 5 horas)

Con la entrada puedes jugar indefinidamente hasta la hora del cierre en las más de 130 maquinas que encontrarás y cada una de ellas tiene una ficha informativa para conocer su historia.

Horario de Apertura:  De 2pm a media noche
Atención de 2 a 6 hay bastante criatura así que lo mejor es ir u  poco tarde.  Cierra los lunes y los martes.

Precios:
3000 HUF tarifa normal
2000 HUF para menos de 26 años

Más información aquí

Termas de Budapest: Baños Szechenyi

Construidas en 1913 son la atracción turística MÁS visitada de la ciudad, Dentro podemos encontrar 18 piscinas, 10 saunas y varias opciones de masajes, perfecto para un momento de relax.

El edificio como tal es espectacular, parece un palacio barroco con su amarillo particular y es de hecho uno de los recintos termales más grandes de Europa aún hoy en día

Nos sinceramos, no fuimos a las termas, sí, sí, lo sabemos, es un “must” pero la realidad es que estuvimos caminando por otros lados con calma y además trabajando y cuando nos dimos cuenta ya era fin de semana y los fines de semana la verdad es que las termas están a reventar. He de admitir que es algo que nos quedo de espinita y que sin duda tenemos que solucionar en alguna otra visita a la ciudad.

Aún así lo dejamos en esta lista para que no nos tilden de insensatos, sin duda es una de las atracciones más valoradas de la ciudad, eso sí, si vas a ir por pocos días creo de corazón que hay mil cosas más para ver y lo ideal es poder estar un tiempo en las termas sin ir corriendo.

Horario de apertura: De 6 am a 10 pm cada día

La entrada más común es la de 18€ que cuenta con un locker individual, para aquellos que quieran probar algo distinto durante los fines de semana se puede acceder a fiesta en las termas a 50€ por persona (ugh) 65€ con bebida incluida.

La plaza de la libertad

Para aquellos interesados en la historia de la ciudad este es un punto imperdible, es fácil llegar caminando a apenas 300 metros del parlamento.

La plaza de la libertad es una plaza publica en la que podemos encontrar dos importantes monumentos históricos llenos de controversia. El primero, en el centro de la plaza, es uno de los pocos monumentos soviéticos que aún se pueden encontrar en la ciudad y fue construido en honor a los soldados de la armada roja que murieron durante 1944-1945 en la liberación de la ciudad de la Alemania nazi.

Para muchos este monumento no debería existir ya que representa el periodo de ocupación soviética bajo el que estuvo sometida la ciudad y para hacerlo aún más insultante el monumento se encuentra en la localización exacta de un antiguo monumento construido en protesta del tratado de Trianón que resulto en la perdida de 3 cuartas partes del territorio húngaro.

Monumento soviético de Budapest

El segundo monumento lo podemos encontrar en la punta sur de la plaza. Un monumento erigido en conmemoración a víctimas de la segunda guerra mundial y de la ocupación Nazi. En él podemos ver una águila (representando el nazismo) atacando al Arcángel Gabriel (representando las víctimas húngaras).

Al igual que sucede con el monumento anterior esta repleto de polémica. Las víctimas ven en este monumento una oportunidad perfecta para lavarle la cara al gobierno húngaro y a su papel y colaboración con el nazismo retratando al país como un elemento pasivo e inocente, algo que dista mucho de la realidad y que distorsiona la historia.

No podemos olvidar que durante el gobierno de Miklos Horthy mantuvo una alianza con la Alemania Nazi hasta 1944, una alianza tan importante que incluyó la aplicación de leyes en contra de los judíos en el país. Como parte del acuerdo Horthy se mantuvo en el poder colaborando así con la deportación masiva de Judíos húngaros a los campos de concentración.

El descontento es tal que es muy visible y el monumento se encuentra rodeado de objetos personales de las víctimas que lo mantienen durante todo el año asegurándose de que el gobierno no levanta las pertenencias de sus más queridos. Además, a las 5 pm de cada día, se realiza una pequeña concentración delante del monumento.

Mercado de antigüedades de Ecseri

Si lo que quieres es alejarte un poco del centro de la ciudad, tienes tiempo, y además te gustan los mercados de las pulgas te recomendamos que te des un paseo hasta el mercado de antigüedades más reconocido de la ciudad.

Si lo que esperas es encontrar grandes gangas aquí no va a suceder, sin embargo si podrás encontrar una increíble variedad de antigüedades en buen estado. Nos sorprendió comprobar que no tiene nada que ver con los mercados de Berlín en los que muchas de las cosas en venta no están ni categorizadas, con un poco de tiempo siempre es posible volver a casa con algún tesoro entre las manos. Nada que ver con este caso en el que todo está correctamente catalogado, restaurado y mucho más caro de lo habitual.

Para llegar calcula unos 40 minutos de trayecto, puedes tomar el M3 y hacer conexión con el bus 89E. Para volver nosotros tomamos el bus 54, nos bajamos en la conexión con el tren y caminamos desde allí para conocer un poco los limites del centro.

Horario de apertura: 
Entre semana de 8 am a 4 pm
Sábado de 8 am a 3 pm
Domingo de 3 am a 3 pm


 

Uff, creo que con esto terminamos, si te sobra el tiempo y te quedaste sin ideas también puedes visitar la plaza de los héroes, la iglesia en la cueva y el mercado central.

No dudes en visitar este post para saber Donde comer en Budapest 

Respecto a dormir, nosotros nos alojamos en la ciudad gracias a una invitación del Wombats city hostel Budapest, una opción siempre segura (ya hemos probado también el de Londres y es genial)

Donde comer en Budapest

Si nos olvidamos de algo no dudes en dejarlo en los comentarios y si crees que la guía te puede ser útil no te olvides de pinnearla.

Comentarios en Facebook
Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

Ho hay comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Aprende a viajar como nosotros

Aprende a viajar como nosotros

Subscribete a nuestra lista de correo y recibe cómo regalo de bienvenida la Guía definitiva para viajar sin dinero en tu email. Además te escribiremos una carta cada semana, sí, una carta, en las que desvelaremos nuestros secretos y consejos. 



¡Genial! Revisa tu email para encontrar tu link de descarga