Forlimpopoli y el arte de comer bien

*Lee sobre nuestro paso por Bolonia aquí

Sí, sí, lo sabemos, igual nos estamos pasando con la oda a la comida (o no…) pero es que es necesario. No, de hecho es imposible evitarlo. Ha sido esa obsesión la que nos llevó hasta el apenas conocido Forlimpopoli con la idea de una clase de cocina. Jesper la verdad es que disfruta como niño cocinando y a mi lo de tener pasta fresca en casa pues me hacía ilusión así que hasta allí nos fuimos.

Si tu centro de operaciones se encuentra en Bolonia no hay más que tomar un tren que en menos de una hora y por solo 6,40€ te lleva al pueblo en cuestión. Pero ¿Qué hay en Forlimpopoli? La verdad es que así, a primera vista, no hay gran cosa… Lo que hay está escondido en las páginas de un libro que ha dado la vuelta a Italia y al mundo. Estamos hablando de Ciencia en la cocina: El arte de comer bien. Para los que no les suene el libro se trata del que es considerado como el primer recetario de cocina Italiana de la historia y fue editado por primera vez en 1894. Su precursor, Pellegrino Artusi, es oriundo de esta tierra. (atención se supone que el de la foto es Pellegrino hahaha)

Pellegrino Artusi no era un chef, ni falta que le hacía, pero era el hijo de una adinerada faimilia y heredo los negocios de su padre que lo llevaron por todo el país más de una vez. En sus viajes su interés por la cocina despertó y poco a poco comenzó a recopilar las recetas que más disfrutaba de aquellos que le alojaban. Pellegrino contaba con una asistenta que sabía leer y escribir (algo no muy común para la época) y a la que pocas veces se menciona en esta historia: Marietta. Marietta era de hecho la que, una vez Pellegrino se decidió en hacer de su hobbie un recopilatorio de las mejores recetas del país, se encargaba de transcribir las instrucciones y ordenarlas cuidadosamente.

Algo que llamó mucho la atención a Jesper es que las recetas incluidas en el “Arte de comer bien” no incluyen cantidades exactas ni listas de ingredientes, están hechas para que todo aquel pueda darle su toque personal, para que aquellos que realmente sienten la cocina puedan disfrutarlas sin importar los gramos de sal o de azúcar, al paladar del cocinero. Hoy en día el libro esta traducido a tropecientos mil idiomas y es uno de los libros de cocina más antiguos.

Por hacerle honor a su nombre elegimos la Casa Artusi como el lugar para realizar nuestro curso de cocina. La Casa Artusi es una fundación que busca dar a conocer la gastronomía italiana y qué mejor lugar que para llevárnosla a casa ¿Verdad? Susy, la directora del centro nos recibió con los brazos abiertos y una sonrisa enorme, nos entrego un par de delantales, unos gorros y nos introdujo a Carla y a Nadia, las que serían nuestras ayudantes de cocina.

Carla es una chef hecha y derecha y Nadia una ayudante voluntaria de la asociación de las Mariettas de Forlimpopoli. Con gorros y delantales puestos en cosa de media hora nos hicieron una pequeña introducción y después de darnos una larga lista de tipos de pasta (que no vamos a nombrar aquí aunque los tengamos cuidadosamente apuntados) nos dieron un rodillo y nos pusieron a trabajar.

La cosa parece fácil así de entrada, pero una vez rodillo en mano te das cuenta del enorme trabajo que puede suponer, sobre todo sí cocinas para más de dos personas. La masa está formada únicamente de harina y huevo y el resto de la magia la hace el rodillo. Carla nos ayudo un poco y Nadia y Jesper tenían su equipo ideal, Nadia le hablaba a Jesper en italiano y Jesper a Nadia en alemán y se partían de risa. Al finalizar teníamos nuestros cappellettis -particular forma de pasta de la región- y nuestros raviolis listos.

Para terminar Carla preparó una deliciosa salsa de tomate con albahaca, nos sentaron en una mesa y nos dieron de comer al puro estilo italiano. Hasta que no pudimos más.

Así que aquí lo veis, el plato que le sacó un corazón a Jesper esta hecho con pasta de sus propias manos 🙂

Como dato importante, en Forlimpopoli se celebra anualmente y desde el 1997 la “Festa Artusiana” donde se dan cita productores locales de diversas partes del mundo y se celebra el arte del buen comer. La fiesta tiene lugar la última semana de Junio y básicamente hay terrazas en todo el pueblo en las que se puede comer todo tipo de manjares (bastante bien de precio).

Bertinoro, la ciudad de la hospitalidad

Sí lo que te gusta el el vino o -mejor aún- sí además te gusta el vino, no dudes en visitar Bertinoro a apenas 13 km de Forlimpopoli, aquí lo tienes todo. Bertinoro debe su nombre al color de su vino blanco -que no es blanco sino más bien dorado (de ahí lo de Oro)- y se le conoce como la Ciudad de la hospitalidad.

Se dice que en el pasado los oriundos del lugar se peleaban por hospedar a los visitantes así que para evitar disputas, allá por el sigo 13 se erigió una columna con anillas, una anilla por cada familia noble de la ciudad. Así cuando un visitante llegara al pueblo ataría su caballo a una anilla y al azar habría elegido a su anfitrión.

Todo esto quedaría en anécdota de no ser porque desde hace más de 50 años se celebra en Bertinoro el “Festival de la hospitalidad” en el que no solo hay actividades, música y se come mucho sino que durante una ceremonia, que tiene lugar el domingo por la mañana, los visitantes pueden elegir uno de las pequeñas bolsitas colgando de las anillas. Dentro de la bolsa encontrarán el nombre de una familia y esta será su anfitriona durante lo que queda del fin de semana. Sin duda una estupenda tradición.

Aparte de eso Bertinoro es un pueblito pequeño y encantador que ofrece unas vistas incomparables al resto de la región, en un día soleado se puede fácilmente apreciar Rimini y el mar desde el balcón mirador de la plaza.

Bertinoro

Como llegar a Forlimpopoli

Desde Bologna es muy fácil y barato: Se toma el tren de Bologna a Cesena y  en menos de un hora podrás bajarte en la estación de tren de Forlimpopoli. El ticket cuesta 6,40€

Casa Artusi

En linea recta a la estación de tren encontrarás la Casa Artusi y el centro del pueblo, los precios para los cursos de cocina van desde tan solo 6€ hasta 120€ por persona, el precio dependerá del tipo de curso que quieras hacer (los más caros incluyen menú Buffet degustación entre otros) y la cantidad de gente dentro del grupo. Existen opciones simples para grupos de dos personas que comienzan en 20€ y en 10€ para grupos de 5.

Si estás planeando una visita y quieres más información no dudes en pedirla en los comentarios y te la haremos llegar al email. De todo corazón que fue una experiencia adorable de la que aprendimos y nos divertimos mucho, es más para muestra un botón, os dejamos con las fotos de nuestra primera pasta fresca hecha en casa (a eso de una semana de volver decidimos poner en práctica nuestra técnica y sin duda volveremos a hacerlo!)

 

Como llegar a Bertinoro

Desde Forlimpopoli puedes tomar la linea 134 o 121 y en solo 10 min y por 2€ llegarás al pueblo, aquí puedes encontrar los horarios.


Con todo esto dicho no nos queda más que agradecer las sonrisas, los buenos ratos y los increíbles platos que probamos y disfrutamos. El vino, la compañía y todo lo que nos llevamos de las manos de Susy, Nadia y Carla.

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

Ho hay comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Close