Como elegir una carpa / tienda de campaña sin tener ni idea

Una de las cosas que más nos preguntan es “¿y no tenían miedo de acampar por libre durante el viaje?”. La verdad es que si lo pienso desde la distancia, o me imagino que alguien me cuenta una historia similar, igual haría la misma pregunta. La realidad es que la carpa entró en nuestros planes desde el inicio sin saber muy bien que era “acampar por libre” y sin ningún tipo de plan.

Cuando planificamos nuestro viaje nos dimos cuenta de que el dinero no iba a llegar para lujosas camas y que pasaríamos “algunas noches” en nuestra carpa. La realidad fue otra, todo el primer tramo de viaje (Argentina y Chile) transcurrió en nuestra carpa y sin apenas darnos cuenta terminamos acampando en los lugares más inesperados y especiales del planeta.

Otros muchos piensan que para eso de la acampada libre se ha de ser “un experto” dejadme deciros que en mi vida había acampado, sí ok, un par de veces en festivales pero eso apenas cuenta… Así que si eres de los que NUNCA ha tenido una tienda de campaña estás en mi lado de la historia. ¿Entonces Jesper estaba más al día en el tema? No, así, sencillo. No teníamos ni idea.

Así que no, no necesitas ser un experto del camping ni mucho menos, no necesitas haber hecho el curso de supervivencia del ejercito, no necesitas 100000 aparatos, sólo necesitas las ganas, una buena tienda de campaña y ser un inconsciente como nosotros (lo último va un poco en broma).

 ¿Cómo elijo la carpa o tienda de campaña?

Para poder responder a esta pregunta tardé cosa de dos meses. Como habéis podido ver anteriormente mi conocimiento del mundo del camping era -1 para entonces, lo que sí tenía claro era que la carpa iba a ir con nosotros, ergo, íbamos a cargarla, por lo que tenía que ser ligera a más poder -y posible de comprar-. Investigué un poco por internet alguna que otra marca y no acababa decidiéndome. Como veréis en este post incluso cometimos un error y acabamos comprando una que por suerte no nos llevamos de viaje porque habría sido un desastre.

Acampando rio Simpson

He aprendido mucho a lo largo del viaje y ahora me siento totalmente a gusto teniendo que elegir una tienda de campaña porque sin duda después de haberla tenido que montar en situaciones MUY diversas, haber dormido en ella más de dos meses seguidos -entre otras- te da una sensación de “lo que le falta y lo que le sobra” que nada más que la experiencia podía darte, así que atento, lo que aquí vengo a mencionar no viene dado por revistas de aventura o militares que pasaron por Afganistan.

Lo que le falta y lo que le sobra

Comienzo con este apartado diciendo que nuestra elección final fue una Vango spirit 200+ y AMO esa tienda con toda el alma. Tuvimos la suerte de encontrar un paquete de 5 de segunda mano, cada una por 50 euros. Las compre las 5, me quede dos y revendí las otras 3, con el dinero que saqué pagamos el resto del equipo… (un planazo vaya).

Sinceramente lo primero que recomiendo es que no escatiméis en ella, no tiene porque ser una tienda de campaña de super extrema montaña extra uber mega light de 600€ pero tiene que ser algo digno, algo liviano y algo duradero.

La Vango spirit ya no está en catalogo así que seguro que se puede encontrar de segunda mano o incluso su versión mejorada, como estoy tan enamorada voy a contarte porque (que seguramente es lo que te interesa).

1. Pesa poco para su tamaño

Se trata de una tienda de campaña que pesa 2,6kg, relativamente poco si nos damos cuenta del espacio que otorga, sobre todo más aún si sé que nos costó menos de 50€. Lo que MÁS nos gusta es su pequeño “porche” donde noche tras noche dejamos nuestras mochilas sin tener que dormir con ellas dentro. Tiene espacio interno suficiente para dos personas amplias -teniendo en cuenta los 1,90 metros de largo de Jesper- nunca tuvimos problemas de espacio, nuestras mochilas siempre estuvieron con nosotros (dormíamos con la cabeza en la parte de la cremallera interna) e incluso sirvió de refugio para algún perro callejero que nos acompaño en una noche de tormenta.

Vango spirit 200

Desde donde está la división de la puerta (el segundo arco comenzando por la izquierda) es la zona donde se duerme, el resto es porche. Tranquilos, tiene suelo solo que en el momento en el que hicimos esa foto no habíamos montado la parte interna aún.

Sí, hay tiendas más livianas, sin duda,y también mucho más pequeñas y también más baratas, pero para su momento la Vango nos hizo la labor al completo y respecto al precio sinceramente no bajaría de ese límite a menos que sea algo de segunda mano o esté en modo ganga.

2. Es extremadamente fácil de montar

Son 3 palos cada uno de un color, listo. Easy peasy, el primer día tardamos cosa de 15 minutos en poder levantarla, pasada una semana podíamos hacerlo en condiciones extremas en menos de 5 minutos, un sueño. Si vas a tener que plantar tu carpa cada noche más vale que sea así o será un suplicio llegado el momento.

3. Es excelente para la condensación

Al ser del tipo túnel el agua se mantiene lejos de ti en todo momento, nunca jamas llegamos a mojarnos. Obvio que no compré la tienda pensando en la condensación, es más, para entonces no sabía ni lo que era, pero ya puestos a informar os cuento que es un tema importante y puede ser un problema trágico en una mala tienda de campaña. Si algo de lo que no quieres estar cerca mientras duermes es agua.

4. Es fuerte y duradera

Los que hayan estado en la Patagonia sabrán de lo que estoy hablando cuando hablo del viento patagónico. Hay momentos del día o lugares específicos en los que el viento TE LEVANTA, y no miento, te levanta. Dormimos en un camión cargado con toneladas y el viento mecía el camión a su gusto, imagínate lo que puede pasarle a tu carpa.

Pues nuestra hermosa tienda salió viva no sólo de unas cuantas noches de viento patagónico, también lo hizo de lluvias torrenciales (sin ser un problema absoluto) y tormentas de granizo. De verdad, jamas me imagine que iba a dormir “a la intemperie” en esas condiciones y es que de verdad ni lo piensas, pero es vital que vuestra casa aguante la naturaleza o os arruinará el viaje.

Como anécdota: Unos meses después de volver de Sudamérica hice un viaje a dedo cruzando Francia (donde no hay viento patagónico precisamente), hicimos acampada libre la mayoría de las veces en la tienda de una amiga. La tienda se rompió en la tercera noche (uno de los palos se partió por la mitad) tuvimos que dormir con una piedra encima de la tienda para poder aguantarla y cada mañana nos despertábamos mojadas. Era absolutamente horrible así que por favor, no escatimes en tu casa.

Cosas que no me gustan tanto

Al ser una tienda de campaña tipo túnel no tienes espacio para estar sentado dentro

Yo sí porque soy pequeña pero el grandote no cabía sentado ni queriendo. La tienda es para dormir, no para pasar el día. (igual como dije bien antes el hecho de que sea una tienda tipo túnel no es malo para su resistencia ni para la reducción de peso por lo que si tengo que elegir lo hago con los ojos cerrados)

Al ser una tienda de campaña tipo túnel necesitas tierra para plantarla

Así es, y tampoco se me paso esa “problemática” por la cabeza porque como nunca en la vida había montando una tienda de campaña pues ni lo pensé. Las carpas tipo iglú no necesitan de las piquetas para tomar forma, las tipo túnel sí porque se construyen a tensión, por lo que si no hay un pedazo de tierra para clavarla no podrás montarla, así de simple.

Me habría gustado que fuese más liviana, pero no más pequeña

Como bien dije, imagínate dormir más de 30 noches seguidas en ella sin tocar una cama… Y a la vez imagínate cargarla durante 6 meses. Ambas cosas son importantes pero si tengo que elegir me quedo con su tamaño. Año tras año la tecnología nos trae nuevas opciones y no es necesario gastarse una millonada para tener una tienda de campaña digna.

Entonces, ¿Que tipo de tienda de campaña necesitas tú?

Para ello lo mejor es que te hagas algunas preguntas antes:

  1. ¿Cuántas noches piensas dormir en ella?
  2. ¿Cuántos días piensas cargarla?
  3. ¿Cuánto espacio tienes para ella? (en tu mochila o donde sea)
  4. ¿Cuánto te importa el espacio interno¿ (¿viajas con un gigante como yo?, no te olvides de él/ella)

Si la respuesta a la primera pregunta es más de 1 semana entonces asume que va a llover a cantaros, hacer un viento de miedo y todo lo que se te ocurra, así estarás preparado para lo peor.

Con todo esto dicho creo que tendrás mucho más conocimiento del que yo tenía en su momento y mira tú, no me fue tan mal, así que adelante y sin miedo, disfruta de tu tienda de campaña, sinceramente nosotros adoramos dormir en ella -quizá no durante 30 días seguidos, pero la preferimos a dormir en un hostel con 8 personas en la habitación-.

¿Nos hemos olvidado algo? No dudes en dejarlo en los comentarios 🙂

Un poco de sur

Somos Valen y Jesper, almas de este blog y compañeros de viaje y de vida. Si quieres saber más sobre nosotros puedes hacerlo aquí

9 Comentarios
  1. hola, como están,
    voy a viajar con mi esposa por todo el continente sudamericano, llevo un coche modelo 88 en condiciones optimas de hacer el viaje por todos los países de centro y sudamericana, voy a pasar los países centroamericanos en el vehículo, salimos de la ciudad de México, que consejos me das al pasar por esos lugares, queremos llegar hasta la patagonia, tenemos pensado hacer el viaje en año y medio, mi e mail es grulo4@hotmail.com.

  2. Hola Estimad@:

    Encontré la página hoy, ya que en dos semanas más voy viajando desde Chile al norte de Sudamérica, comenzando por Perú, también pienso conocer Bolivia, Ecuador, Colombia, Brasil. Voy en modo ahorro, por lo que no llevo mucho presupuesto, he estado leyendo su blog y me ha servido mucho para no ir tan a locas. Me gustaría si me pueden dar algunas rutas y lugares para visitar. Además me llamó mucho la atención eso de evitar dormir en hostales de mochileros, quisiera también saber el por qué. Olvidaba comentar que voy solo, no miento que me da un poco de miedo, pero es mi momento y eso lo tengo claro.

    Saludos.
    Baek

    1. Hola Baek,
      ¡Que emoción! No hay nada mejor que comenzar un viaje.
      Respecto a rutas aquí podrás ver todos los lugares por los que nosotros pasamos http://unpocodesur.com/ruta-por-sudamerica/
      Lo de evitar dormir en hostales de mochileros lo decimos porque normalmente están enfocados en turistas y son más caros, también es donde se producen más robos (por otros viajeros). Siempre es mejor buscar negocios por y para locales.

      Por el miedo tranquilo, se te pasa a la primera, ya verás como no es nada 🙂

      Buen viaje!

  3. Hola Gracias por el Blog, soy costarricense y viajaré del Perú hasta Chile pasando primero por Argentina, tengo algo de temor porque voy solo y no sé que tan buena idea sea acampar estando solo, pero igual llevaré mi carpa

    1. Hola Youset,
      No te preocupes, si al principio no sabes bien que hacer dirígete a campings y así no estarás solo. Si acampas por libre siempre puedes hablar con la gente en gasolineras o incluso pedir a gente que te “alquile” el jardín.
      También ten por seguro que encontrarás otras personas acampando como tú así que tranquilo y disfruta del viaje 🙂

  4. Muchas gracias por el artículo! Es muy útil! Me preguntaba si sabías de alguna otra de características parecidas? Nos vamos a Sudamérica y no encuentro esta por ningún lado! Gracias 🙂

    1. La Vango que tenemos ya está descatalogada por desgracia, sin embargo la T light del Decathlon (de unos 150€) es muy similar (la de 3 personas) con mejores condiciones de peso 🙂
      Pégale un ojo!
      Saludos y buen viaje!

  5. Hola Estimado Amigo,
    Muy útiles los consejos que viertes en el blog. Sin embargo, viajaré solo por el sur y preciso conocer algunos detalles particulares como:
    – Que tipo de mochila debo comprar
    – Que tipo de carpa personal debo llevar
    – Es recomendable llevar también utencilios para la preparación de la comida o toma demasiado espacio y peso sobre ti?
    – Algunos tips de clima y tipo de ropa que debo llevar
    – Todas las recomendaciones que puedas brindar, muy bienvenidas.
    Gracias estimado amigo
    Guillermo

Leave a Reply to Guillermo Cancela el comentario

Your email address will not be published.

Close